20 puntos clave para una limpieza de primavera perfecta

Si sigues estos pasos, tu limpieza de primavera será todo un éxito. Garantizado.

image
DR
1 de 21
Limpieza de primavera

Ha llegado el momento de sacudirse el polvo del invierno y dejar que el aire renovado y fresco de la primavera entre en nuestro hogar. Planifica bien tu Spring Cleaning con esta guía práctica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 21
1. De cara a la pared

Revisa si las paredes están muy sucias, especialmente las de las zonas de paso. Si están pintadas con pintura plástica, aspíralas y pásales un paño húmedo para quitarles la suciedad. En caso de que un lavado de cara no sea suficiente, dales una mano de pintura. El cambio será instantáneo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 21
2. Ley de trasnparencia

Los días empiezan a ser más luminosos. Aprovecha los rayos de sol al máximo con unas ventanas limpias (y no olvides quitar la suciedad de las persianas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 21
3. Aire fresco

Nada aporta más sensación de limpieza que unas cortinas recién lavadas. Al meterlas en la lavadora, elige un programa con centrifugado suave y cuélgalas directamente para que se sequen (así no tendrás que plancharlas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 21
4. Cambio de piel

Las temperaturas empezarán a subir y el edredón ya no será tan necesario. Antes de guardarlo, llévalo a la tintorería para lavarlo y que esté como nuevo cuando llegue el frío. Aprovecha también para revisar tus sábanas y deshacerte de aquellas desgastadas y para darle la vuelta al colchón y desinfectarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 21
5. A sus pies

La primavera pide textiles más ligeros para la casa, sobre todo en las alfombras. Retira las cálidas alfombras del suelo (guardándolas bien para que se conserven en perfectas condiciones) y sustitúyelas por otras más frescas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 21
6. Zona de confort

Vamos a prestar atención al protagonista del salón: el sofá. Aspira bien cada uno de sus rincones (sobre todo si es un sofá-cama), controla si la tapicería tiene alguna mancha y trátala con un producto especial y lava las fundas y los rellenos de los cojines.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 21
7. Tener enchufe

Aunque los usamos a diario, a veces nos olvidamos de ellos. Si puedes, desatorníllalos, límpialos bien con algodón y alcohol y usa un bastoncillo para llegar a todos los rincones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 21
8. Pequeños arreglos

Ya que estamos inspeccionando nuestra casa, no solo vamos a limpiar. Es un buen momento para apretar aquellos tornillos flojos, cambiar las bombillas fundidas que siempre olvidamos, engrasar las bisagras de la puertas que chirría...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 21
9. Toc, toc...

Aunque las puertas pueden parecer limpias, si las ves a contraluz te darás cuenta de las marcas de dedos que tienen. Lo mejor es quitarles el polvo y limpiarlas con un producto especial para madera, sacándoles brillo después con un paño suave. Ten también en cuenta el marco y los rodapiés (esos grandes olvidados).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 21
10. Luz divina

Aunque les quites el polvo todas las semanas, no está mal quitar las pantallas de tus lámparas para hacerles una limpieza en profundidad, sobre todo si son de tela, de fibras naturales o con piezas de cristal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 21
11. Renovar el aire

La ventilación, los respiraderos y las campanas extractoras de la cocina acumulan más suciedad de la que pensamos. Desmóntalos y quita el polvo y la grasa con un producto que no sea agresivo con el metal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 21
12. Todo fuera

Si nos ponemos a hacer una limpieza en profundidad, haremos una limpieza en profundidad: cada objeto decorativo y cada libro de nuestra casa tiene que ser retirado, sacudido para quitar el polvo y recolocado. Por supuesto, la estantería que lo contiene también tiene que quedar reluciente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 21
13. En cabeza

El cabecero de nuestra cama es un acumulador de polvo que suele pasar desapercibido, sobre todo si es tapizado. Aspíralo bien y lávalo con cariño. Tu salud te lo agradecerá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 21
14. Pesadilla en la cocina

Si hay un lugar en casa que necesite una limpieza en profundidad es, sin duda, la cocina. Vacía cada armario, limpia los estantes y las puertas, lava bien todos los utensilios de cocina, ordénalos y desecha los que no hayas usado en los últimos 12 meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 21
15. Por delante y por detrás

El frigorífico también es un esencial en las limpiezas a fondo. Saca todos los alimentos y comprueba la fecha de caducidad, limpia las baldas y colócalos bien. Tampoco olvides retirarlo de la pared para limpiar por detrás, quitar el polvo de la rejilla con mucho cuidado y de la parte superior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 21
16. Claro cristalino

Basta de procrastinación: es la hora de hacer frente a la vitrina o el armario con las copas que hace tiempo que no abres para evitar ver el polvo. No lo pienses y vacíala cuanto antes. Una vez esté todo fuera, no habrá marca atrás para lavar las copas, quitar el polvo de los estantes y volver a alinearlas. Ahora, brinda por tu logro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 21
17. Prepararse para el Apocalipsis

Si algún día llega el fin del mundo (esperemos que no), no solo agradecerás tener una despensa con provisiones, también que esté limpia y ordenada. Aprovecha la primavera para hacer repaso de tus conservas, comprueba que están en buenas condiciones y bien cerradas, quítales el polvo y coloca las más antiguas delante para consumirlas cuanto antes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 21
18. Como nuevos

Las marcas de agua del baño y la grasa de la cocina hace que los azulejos pierdan su lustre. Utiliza un producto especial para estos espacios y sigue las instrucciones de uso al pie de la letra para limpiarlos sin que pierdan su brillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 21
19. Suave tacto

La vida es demasiado corta para sufrir con toallas-lija. Esta primavera, deshazte de ellas y renueva tu baño con otras más suaves. Un pequeño cambio que supondrá mucho en tu día a día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 21
20. Piensa en verde

La primavera es la temporada de las plantas: cuídalas como se merecen. Quítales el polvo de las hojas, poda las que estén secas y abónalas para que florezcan y verdeen en todo su esplendor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar