¡Alerta beauty! Estas 10 mascarillas caseras te dejarán la piel como el terciopelo

Y lo mejor de todo es que no gastarás ni un euro, ¡porque ya tienes los ingredientes!

Si notas que durante el invierno tu piel se resiente un montón, ¡bienvenida al club! Y es que el frío y las agresiones externas dejan más huella que Humphrey Bogart en Casablanca. Pero como a nadie le gusta gastar el dinero en productos cuando puede hacerlos tranquilamente (y de forma más natural) en casita, ¡aquí te dejo 10 mascarillas muy sencillas que le devolverán la vida a tu cara! Ah, y todas ellas probadas por mí, así que respira tranquila, ¡que no hay riesgo! Palabrita de beauty addict.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aceite de coco

No hay duda alguna de que el aceite de coco está de moda, y es que es un producto multifunción, porque sirve para la piel, el pelo y la cocina. Pero hoy voy a hablarte de una mezcla que te dejará la piel como la de un recién nacido. ¡Vamos allá!

Qué necesitas:
- 2 cucharadas de aceite de coco virgen
- Una cucharada de bicarbonato 

Modo de empleo:
Para que el aceite de coco se vuelva líquido, pon el bote a calentar bajo un chorro de agua caliente.

Cuando esté listo, mezcla las dos cucharadas en un bol junto con el bicarbonato.

Ahora, con la piel ligeramente humedecida, aplica la mezcla sobre la cara y exfolia suavemente con movimientos circulares, haciendo hincapié en las zonas que desees.

Aclara bien la piel y échate un poco de crema hidratante (si tienes la piel grasa, utiliza una matificante). ¡Ya verás qué sensación cuando te toques la cara!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aloe vera

El aloe vera es una de las plantas medicinales más famosas que existen, y que todas deberíamos tener en casa.

Pero hoy voy a enseñarte una mascarilla que es ideal si sufres de acné o si simplemente, quieres librarte de los granitos.

Qué necesitas:
- Una hoja de aloe vera
- El zumo de medio limón 

Modo de empleo:
Abre la hoja de aloe vera y saca todo el gel de la planta.

Mezcla el gel con el zumo de limón en un bol.

Aplícalo sobre la cara con masajes circulares y déjalo actuar unos 15 o 20 minutos.

Aclara la piel con agua y échate tu crema favorita.

Consejo: el limón puede escocer un poquito, así que si tienes la piel sensible, prueba antes en una zona pequeña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Clara de huevo

¡Más fácil imposible! Si lo que buscas es limpiar la cara de forma eficaz, aplica la clara de un huevo por toda la piel con la ayuda de una brocha. Deja que la mezcla actúe durante media hora y después, retírala con agua. Por último, no te olvides de echarte crema hidratante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Miel

¿Tu piel es muy sensible? Mezcla 2 cucharadas de miel y una cucharada de gel de aloe vera, aplícalo sobre la cara y déjalo reposar unos 20 minutos. Después, aclara la piel con agua y échate una hidratante calmante. ¡Y a presumir de rostro!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pepino

El pepino es todo un clásico de las mascarillas, pero además de utilizarlo para reducir las bolsas de los ojos, si lo combinas con aceite de oliva y miel, el resultado es asombroso.

Qué necesitas:
- Medio pepino
- Una cuchara de aceite de oliva
- Una cuchara de miel

Modo de empleo:
Tritura el pepino hasta que quede una masa homogénea.

Mezcla todos los ingredientes en un bol y aplícalo en el rostro.

Deja actuar durante media hora y retíralo con agua. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Azúcar moreno

No es una mascarilla exactamente, ¡pero seguro que te encanta!, y es que los labios son una de las zonas más sensibles de la cara, y en invierno se agrietan un montón. Por eso lo mejor es exfoliarlos regularmente para eliminar las células muertas y dejarlos bien suaves. ¿Cómo? Tan fácil como mezclar una cucharadita de azúcar moreno y otra miel, y aplicarlo en los labios con movimientos suaves. ¡Pero no te lo comas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zumo de limón

Si antes hablaba de un exfoliante para labios, ahora le toca el turno a la piel de la cara. Toma nota, ¡porque te ayudará a combatir los granitos!

Qué necesitas:
- El zumo de medio limón
- Una cucharadita de azúcar moreno

Modo de empleo:
Mézcla los ingredientes y repártelo por la cara en movimientos circulares.

Deja actuar unos 20 minutos y retíralo con agua.

Consejo: el limón puede irritar la piel, así que evita esparcirlo en zonas sensibles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Harina de maíz

Además de servir para hacer tortitas, la harina de maíz es perfecta para blanquear la piel y librarla de imperfecciones. ¡Y esta mascarilla te lo va a demostrar!

Qué necesitas:
- 2 cucharadas de harina de maíz
- Un chorrito de agua caliente
- La clara de un huevo (si tienes la piel grasa)
- Una cucharada de miel (si tienes la piel seca)

Modo de empleo:
Une todos los ingredientes en un bol, pero echa solo el agua necesaria, porque si te pasas, la mascarilla quedará demasiado líquida.

Remuévelo bien y cubre las zonas del rostro que quieras con una espátula (pero olvídate del contorno de los ojos). Vete poco a poco añadiendo capas.

Deja actuar unos 20 minutos y lávate bien la cara.

Consejo: esta mascarilla se pega bastante a la piel y es un poco engorrosa de quitar, pero sé paciente porque si la usas una vez a la semana los resultados son increíbles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Avena

Esta mascarilla de la que te voy a hablar ahora es una maravilla: limpia la piel, la aclara, evita el acné... ¡Y solo lleva 2 ingredientes!

Qué necesitas:
- Una cucharada de copos de avena
- 2 cucharaditas de miel
- Un chorrito de agua

Modo de empleo:
Lo primero que tendrás que hacer es triturar la avena. Una vez que la tengas, únela con la miel y el agua en un bol.

Aplica la mezcla sobre la piel y deja actuar una media hora.

¡Retira con agua y listo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yogur

Otra idea fantástica para aclarar la piel y olvidarte de los granitos que casualmente también lleva... ¡2 ingredientes!

Qué necesitas:
- 2 cucharadas de yogur natural
- Una cucharadita de zumo de limón 

Modo de empleo:
Mezcla los ingredientes y reparte la mascarilla por la piel con movimientos circulares. 

Déjala unos 20 minutos y retírala con agua.

Consejo: Si vas a hacer cualquiera de estas mascarillas aclarantes, es muy importante que no te expongas al sol inmediatamente. De hecho, es preferible que te las pongas por la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas