Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Piensa en velvet y apúntate a la tendencia del terciopleo

Descubre por qué este tejido arrasa y encabeza las listas de los más deseados. Suave, suntuoso y brillante, con él es fácil recrear una decoración glamurosa.

DR

¿POR QUÉ TERCIOPELO?

El terciopelo es un tejido suave, de pelo corto y denso, con una distribución uniforme de los hilos, creado en telares especiales, que se puede obtener de fibras naturales y artificiales, o con mezcla de los dos.

Su aspecto lujoso y su brillo se deben a que el hilo de su superficie refleja la luz en múltiples ángulos.

Este rey de la elegancia —siempre que no recargue el espacio, ni abrume— se integra bien en espacios con estética vintage, actual, bohemia y contemporánea.

Es perfecto para dar un aire glamuroso a un ambiente con tan solo tapizar alguna pieza seleccionada del salón, el comedor y el dormitorio, así como en confección de cortinas, cojines y ropa de cama.

Lo último: verás el terciopelo en mobiliario de diseño depurado, pero donde luce increíble es en los tapizados capitoné, en piezas retro y fifties y en los muebles curvilíneos. En ellos, la silueta sinuosa de las piezas se realza aún más con esta tapicería, que consigue looks interesantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines con paleta cromática natural

Símbolo del lujo en el pasado, el terciopelo se actualiza y democratiza para aportar a cualquier ambiente una dosis extra de elegancia. Estos cojines, con una paleta cromática natural en tonos tierra, se combinan con una piel ultracálida para formar un tándem espectacular. ¡Pruébalo en tu salón! Fundas: lisa Envel (20 €) y con estrella, Icestar (30 €). Plaid Savage (125 €). Todo, de Textura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Déjate seducir

El brillo tan especial del terciopelo es solo uno de sus encantos. Acertarás, si retapizas con él tu pieza favorita, que ganará un aire deluxe irresistible. Esta silla estrena una imagen más chic con un terciopelo en tono rosa empolvado, pura tendencia.

Un plus que añade sofisticación al diseño: las patas tubulares en oro. Terciopelo de la colección Momentum (106,50 €/m); en cortinas, lino Moramo, con doble ancho (159,50 €/m) y papel Chaconia (119,90 €/rollo), de la firma Harlequin, que distribuye Pepe Peñalver.

SIN EXCESOS
Decora con terciopelo, sin miedo. Utilizado con moderación es capaz de dar esa pincelada mágica que transforma un tocador, por ejemplo, en un ambiente más refinado. La fusión de este tejido con detalles de metal, como oro, cobre y plata, enriquece aún más cualquier propuesta de interiorismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Prints ariesgados

Los terciopelos estampados con mix de colores son un elemento clave para personalizar la decoración.

Los lisos son un valor seguro en cuestión de elegancia pero ¡sorpresa! los editores textiles arriesgan con motivos y contrastes audaces, que despiertan máximo interés visual. Sobre la silla Pleine Lune, terciopelo modelo Bella Coola de la colección Arapahos, de la firma Pierre Frey. Es un ikat inspirado en el Arte Nativo Americano (215 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un nuevo look

Los tapizados con capitoné se transforman en piezas exclusivas con terciopelos de colores novedosos.

Arriésgate con tonos trendy, como verde pastel, esmeralda, malva, rosa, azul, mostaza... que llegan para revolucionar los clásicos. Sillón Constantine, en terciopelo de algodón (99,95 €). Armario Madras, de mango macizo (999 €). Todo, de Maisons du Monde.

PLUS DE COLOR
Para los decoradores, el terciopelo es un recurso infalible que da ese toque exquisito a sus proyectos de interiorismo. A su favor, hoy es más versátil que nunca porque se realiza en tal variedad de tonos, que se ha convertido en una tapicería fácil de integrar en múltiples estilos decorativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A la última

Clave para dar al terciopelo una estética más actual: contrastarlo con tejidos de pelo.

Las texturas serán protagonistas. Prepárate para nuevas sensaciones. El hilo fino, corto y denso de las tapicerías aterciopeladas combina bien con las mullidas alfombras de pelo medio y largo; solo hay que encontrar el tono, o tonos, que creen un contraste atractivo. Alfombras Ådum (39,99 € c/u) y mesa Stockholm 2017, en ratán (99 €), de Ikea.

+IDEAS DECO
El terciopelo, incluso el más económico y resistente, no es un tejido indicado para el suelo de los hogares; sí para tapicería y confección. Si quieres recrear su suavidad, existen otras opciones textiles. Las alfombras de pelo, sobre todo las que tienen algo de brillo, poseen un hilo grueso, lustroso, pleno de matices.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En azul noche

Los expertos dicen que los colores oscuros son los que mejor potencian el brillo característico del terciopelo y su efecto cambiante. Al ver este sofá, lo entendemos mejor. Aunque los tonos claros -los pasteles y empolvados incluidos- que tanto juego dan en la decoración actual, también resultan irresistibles.

Sofá (1.499 €), puf (129 €) y lámpara (69 €); todos, de la colección Stockholm 2017, de la firma Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Textil