¿Te acabas de independizar? 10 consejos que te salvarán del desastre

Ha llegado el irremediable momento de tu vida en el que empiezas (por fin) a comprender las neuras de tu madre.

Lo sabemos, la sensación de libertad que te ofrece la independencia es inigualable, pero vivir solo no es tan fantástico como lo pintan, ya que requiere de mucha autodisciplina. Y para conseguirla, ¡nada mejor que estos consejos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plancha la ropa

Parece algo básico pero mucha gente se olvida por completo, y es que el aspecto es importante, sobre todo en el ámbito laboral. Imagínate qué impresión darías en una entrevista de trabajo si llegas con la camisa arrugada como un acordeón. Y sí, da pereza y es una tarea de lo más tediosa, pero te aseguramos que da buenos resultados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pon la lavadora de forma inteligente

Por si no lo sabías, el consumo eléctrico depende mucho de la hora a la que utilices los aparatos. Por eso es mejor que pongas la lavadora por la mañana o a altas horas de la noche. También es importante que te organices bien para no tener varios electrodomésticos trabajando a la vez, ya que de esta forma podrás ahorrar todavía más. ¡Y recuerda que la lavadora tiene que estar lo suficientemente llena para no derrochar el agua y el dinero!

Compra ahora en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cambia las toallas

A veces no pensamos en la cantidad de bacterias que pueden llegar a acumular las toallas húmedas, pero que no cunda el pánico, el olor es la señal inequívoca que te ayudará a averiguar si es hora de poner toallas limpias.

Compra ahora en IKEA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No te escaquees de la limpieza semanal

Si no quieres que empiecen a rodar bolas del desierto por tu casa, sé responsable y fija un día a la semana para hacer limpieza general. ¡Tus pulmones te lo agradecerán! Y ya sabes, para que sea completa, además de limpiar el polvo y barrer, no te olvides de desinfectar los baños y pasar la fregona. Notarás el cambio, prometido.

Compra ahora en IKEA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Invierte en alimentos de calidad

A lo mejor tu madre te ha dicho eso de: ''en la comida no se ahorra''. Y lleva toda la razón del mundo, porque invertir en alimentos de calidad te ayudará a tener una salud de hierro, así que ya sabes, ¡menos procesados y más fruta! Además, es mucho más barata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina para varios días

¿Recuerdas a tu abuela cocinando lentejas como si no hubiera mañana? Pues era más lista de lo que pensabas, y es que no hay nada más cómodo que llegar a casa y tener la comida preparada. Ahora que estamos en otoño, las legumbres son una opción estupenda para llenarte de energía y combatir mejor el frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Benditos tuppers

Algo que debes tener en tu nueva cocina sí o sí, es un regimiento de tuppers (bueno, con tres para empezar puede estar bien), ya que son la mejor forma (y la más barata) de conservar los alimentos, como el embutido o esa tortilla tan rica que no te vas a acabar en un solo día. Eso sí, cuando elijas el modelo asegúrate de que todos son iguales, porque así encajarán perfectamente en el armario y ahorrarás espacio.

Compra ahora en IKEA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Utiliza el congelador

Y no, no solo para almacenar pizzas y helados (que también). El congelador te ayudará a ahorrar y a no desperdiciar la comida, por eso es bueno que siempre tengas a mano unas bolsitas de congelación. Piensa en esas croquetas de tu abuela que tanto te gustan... ¿te imaginas poder disfrutarlas cada vez que te entra el antojo?

Compra ahora en IKEA

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decora con plantas

Venga, olvida la pereza y sal a comprar unas plantitas para darle vida a tu hogar. Las suculentas son bonitas, baratas y terriblemente fáciles de mantener. ¡No tienes excusa! Así cuando tus padres vayan de visita se llevarán una grata sorpresa...

Compra ahora en IKEA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Anota tus gastos

Por último y no menos importante, no te olvides de llevar la cuenta de tus gastos, ¡porque puedes llevarte un susto a finales de mes! De esta forma sabrás cuánto gastas en cada cosa, y si tienes que recortar en esto o aquello. ¡Infalible!

Compra ahora en IKEA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar