¿Truco o trato? Inspiraciones para Halloween

Prepara la casa para la fiesta más terrorífica del año. Calabazas, brujas, murciélagos y momias tienen una versión decorativa que te permitirá celebrar Halloween con mucho estilo.

Importada desde los países anglosajones, la fiesta del 31 de octubre bromea con el miedo y la muerte para conjurar a ambos.

Aunque Halloween es, en principio, una celebración destinada a los niños, cada vez más adultos se suman a la idea de organizar una reunión terrorífica en casa.

¿Las claves para una decoración apropiada? Evitar la profusión temática para no recargar el espacio y optar por detalles que inspiren terror, pero pasados por un tamiz amable que destile buen gusto y añada encanto al ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Brujitas y un gato negro

Brujitas y un gato negro dan la bienvenida desde el recibidor, pero tranquil@: no pueden escapar de su encierro. Busca en Internet plantillas, imprímelas y recórtalas en cartulina negra. Aquí se colocaron en marcos de Ikea, a los que se les quitó la trasera, y se fijaron con celo mate. Portavelas y consola, de Shibbi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Calabazas y velas

CALABAZAS
¿Sabes que puedes conservarlas de un año para otro? Solo tienes que vaciarlas por la base, limpiarlas y dejarlas secar. Arrugadas, quedarán preciosas en un bodegón. Como las de la imagen de la derecha, junto a calabazas frescas, de Viveros Shangai.

LAS VELAS
Para que la puesta en escena sea más evocadora, enciéndelas antes de que los invitados lleguen a tu casa. Medio derretidas y con la cera goteando, resultarán más efectistas. Velas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Araña articulada

El vigilante en la ventana. Descárgate la plantilla de un fantasma, imprímela y aumenta su escala. Recorta la plantilla sobre una cartulina negra tamaño A1, que mida 84,1 x 59,4 cm. Taladra la forma de ojos y boca, y pega el fantasma en el cristal de la ventana. ¡Él indicará a tus invitados dónde tiene lugar la fiesta!

Por el techo. Recorta en cartulina naranja y negra letras para elaborar guirnaldas. Las palabras más habituales: happy halloween, truco o trato y expresiones como uhhhhhh!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Guirnalda de calaveras

En lugar de caramelos... Pela mandarinas con cuidado para que mantengan su forma. Allí donde antes estaba su rabito inserta un trocito de apio y tendrás calabazas mini. También puedes preparar fantasmas de plátano: corta su base recta, retira la piel y hazle ojitos y boca con perlas de chocolate. Decora el rincón con criaturas monstruosas benignas, como esta araña articulada de 20 cm (1,5 €) o la guirnalda luminosa de calaveras (4 €). De Primark.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Esqueletos luminosos

Una guirnalda a base de esferas blancas es perfecta para simular cabezas flotantes. Compra en la papelería papel adhesivo negro y pega círculos para los ojos, un triángulo para la nariz y rectángulos para la boca y los dientes. Guirnalda, de Ikea. Cuadro, de Shibbi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Murciélagos cabeza abajo

Descarga plantillas de distintos tamaños con la forma de este mamífero y recórtalas sobre cartulinas negras. Pégales ojitos móviles de los que venden en los bazares y, con ayuda de un taladro, haz un agujerito en las colas. Pasa a través de ellos un hilo de nailon y cuélgalos del techo o de plantas que tengas en casa. Aquí se realizaron a partir de una guirnalda, de Aires de Fiesta, en la que se separaron los murciélagos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sendero de calaveras

En una cartulina gris perla dibuja la silueta de una calavera y recórtala. Dóblala por la mitad y recorta dos semicírculos -uno para cada ojo-
y medio triángulo para la nariz. Desdóblala y guárdala entre libros para estirarla. Sujeta un palito de brocheta por detrás con celo y clava las calaveras en la tierra o en macetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bolsas con sorpresa

Prepara los caramelos en bolsas especiales. Mete dentro una hoja de papel seda naranja de manera que sobresalga. Pega por fuera ojitos adhesivos. Haz una lazada con cinta naranja decorada con telarañas y otra con un lazo de seda negra, y fíjalas por fuera de la bolsa con pegamento de contacto. La cinta con telarañas es de Aires de Fiesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Corona para la puerta

Esta corona alterna bolas negras y naturales, ensartadas en un alambre y decoradas con una boa de plumas oscuras. En el suelo, las hormigas de cuatro felpudos unidos amenazan con una marabunta. De Ikea: bolas, felpudos y faroles. Pompones, de Aires de Fiesta. Cojines, de Pepe Peñalver.  Banco, de Shibbi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas