¡Quédate en casa!

Ya conoces el clásico sofá y manta, ahora te invitamos a mejorarlo con una versión más chic para caldear tu hogar, llena de ideas, tendencias y estilo. ¡Disfruta puertas adentro!

image
1 de 12
Chimenea

Elemento clave para plantar cara al frío, su sola presencia transmite sensación de confort. Crea en torno a ella un ambiente que invite a relajarse, con una pareja de sillones, una manta de punto, una alfombra... Esta propuesta decorativa de El Corte Inglés incluye todo lo anterior y dos jarrones de cristal con ramas maxi para un look “paseo por el bosque” ¡es tendencia!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Entrada acogedora

Un recibidor anodino y desangelado nunca será cálido. ¿Piensas que te faltan metros para crear un ambiente acogedor? Cambia el chip, hay recursos deco infalibles; también para casos difíciles.

Da más protagonismo a la pared con un papel pintado cuyo motivo no sature, ni recargue el espacio; apuesta por una paleta clara, que propague la luz natural o artificial; y elige un mueble tipo consola con poco fondo; si es de madera, aún más calidez. Plus de estilo: rematar la pared con una moldura y elegir un rodapié más alto; un acierto total si la carpintería de la casa es señorial.
Papel Quilt Knot, de Little Greene (106 /rollo en Gancedo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Practica el nesting

Conseguir un hogar cálido y sereno es el primer paso para disfrutar del nido -tu casa- y así olvidar el ritmo acelerado de la semana laboral. Lo que antes se llamaba sofá y manta ahora ha evolucionado hasta convertirse en tendencia. La decoración ayuda en ese proceso al crear un entorno reconfortante del que no apetece salir, especialmente en los meses más fríos. Prepara algo caliente, relájate y... ¡nada más! Tazas con mensaje (2,50 € cada una) y velas led (desde 1,50 €), de la firma Muy Mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Abriga la casa

Llegó el momento de hacerlo. Encender la chimenea o la calefacción es básico para caldear un ambiente, pero puedes hacer más. La costumbre es realizar el cambio de armario, el de la ropa personal, en cuanto empieza a refrescar, pero tu hogar también tiene sus prendas para el otoño. Es hora de sacar las mantas y de dar más calidez al suelo con alfombras. Interiorismo, del estudio Ramisa Projects & Fun.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Déjate mimar

Los tejidos cálidos reconfortan con tan solo mirarlos,
pero también se crearon para disfrutar de su tacto. Puede que hasta ahora con el jersey de lana sea como te encuentres más a gusto en casa, pero también puedes probar a crear ambientes acogedores con complementos textiles en una paleta otoñal.

La apuesta segura: tonos bosque, los colores que adquieren las hojas con la nueva estación y ¡mantas lanudas, peludas y de punto! Cojín y mantas, de Lene Bjerre (desde 109 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Texturas cálidas

Los individuales, y también los caminos de mesa, compiten en elegancia con los manteles, aunque juegan con ventaja... Como se ve en este ejemplo, permiten que una mesa, realizada en un material noble como la madera, luzca su belleza y aporte esa dosis extra de calidez. Y de paso, con una presentación que fusiona los estilos nórdico y rústico, redescubre la fibra natural para vestir la mesa y el placer de las bebidas calientes; ante el cambio de temperatura ¡cuídate! Individuales de fibra (12 € c/u), candeleros de hierro (desde 28 € c/u) y menaje, de Nordal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Bodegones decorativos

Sí, a esta propuesta chic para que la luz de las velas caldee el interior de la casa. Agrupa varias para garantizar suficiente luminosidad y hacer que cualquier rincón resulte especial. Combina portavelas de alturas diferentes para crear un look más natural, que se potencia fácilmente si se añaden plantas o flores. Ideal en esta composición, el efecto de la luz sobre los objetos plateados.

De Parlane: fanales (desde 16,75 € aprox.), jarrón Kalila (87 € aprox.), echeveria en maceta (16,75 € aprox.) y bandeja Khushi (53,75 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Confort térmico

¿Enciendes la calefacción y sigues notando frío? ¿Las ventanas de tu casa son antiguas? Combate las bajas temperaturas con un buen acristalamiento. Aislar la vivienda es fundamental durante el invierno. Si las ventanas tienen el doble acristalamiento SGG CLIMALIT PLUS®, de Saint-Gobain Building Glass, se alcanza un nivel de aislamiento que puede llegar a ser hasta tres veces mayor que con un doble acristalamiento básico.

Los cristales SGG CLIMALIT PLUS®  proporcionan un mayor nivel de confort térmico, ahorrando energía y dinero en la factura de la calefacción.

¿Falta luz?
La solución en pisos que reciben pocas horas de luz natural en otoño, es vestir las ventanas con unas cortinas o visillos claros que la propaguen.

Y para la zona de comedor, no lo dudes, ¡enciende unas velas! Los cánones dictan reservarlas para las veladas, pero prueba a utilizarlas en las sobremesas de los meses más fríos, verás que acierto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Mobiliario vintage

La madera natural, con sus vetas y matices, es única para crear ambientes cálidos. Si es el material de una pieza de hace décadas, la huella del tiempo convertirá ese mueble en punto focal. Y en un espacio reducido, como el que queda entre la cama y la pared, ese tipo de mueble con encanto destacará más. Así es en este ambiente, donde la mesilla es una antigua cajonera, adquirida en Mercantic.

Otras alternativas válidas: cómoda, escritorio, baúl, tocador, cabecero, perchero, banco a pie de cama, espejo de pie...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Alfombra de lana

La lana y los tejidos que tienen un tacto y apariencia similares, son tapicerías idóneas para que una butaca, un puf o una chaise longue cambien de aires y se asocien al confort que proporciona la ropa de abrigo. En la propuesta de Bloomingville, la daybed Bulky, con lana en un tono gris muy urbano (1.499 €), adquiere un aire más bohemio con cojines de tendencia (desde 41 €), el panel de macramé (53 €) y la alfombra de lana inspirada en las tradicionales bereber, suaves y sedosas (155 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Sin pasar frío

Tienes fundas de cama ideales, pero su relleno no abriga lo suficiente de noche. Cuando desciende la temperatura, mantener caliente el cuerpo es fundamental. Los rellenos para fundas nórdicas son los aliados para evitar que el frío impida dormir plácidamente. Si aún no conoces lo que
es descansar a una temperatura óptima, con uno ligero, pregunta por los de plumón. De Laura Ashley: funda nórdica bordada Pussy Willow (desde 120 €), colcha Lewes (425 €), manta Lizzy (85 €) y en cortinas, tapicería Williams (61 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
En sintonía

Una buhardilla se convierte en un acogedor refugio con una decoración ultracálida. Colores, materiales y texturas son los que crean esa sensación. En este dormitorio, elegir un papel estampado con fondo en natural y revestir el suelo en un tono armónico, con una moqueta de lana en bucle, -cómoda a la pisada- es un acierto porque se crea una atmósfera envolvente.

Papel Paper Doves, de Sanderson Home (43,71 €/rollo) y moqueta (60 €/m); de venta en Gancedo. Pero además, este tipo de habitaciones necesitan un aislamiento óptimo de la cubierta para evitar fugas de calor y disfrutar de confort térmico; más información en www.isover.net/rehabilitacion

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas