Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

¿Conoces los Mood boards?

Los interioristas utilizan los mood boards para tener a la vista muestras de papeles, telas e ideas, que les sirvan de guía en sus trabajos. El resultado es tan vistoso, que merece la pena hacer el tuyo.

Un mood board es un muro de inspiración, pero también, un panel que muestras las tendencias.

Diseñadores de moda, interioristas, publicistas y planificadores de eventos, entre otros, lo utilizan. Elaborarlo implica varias fases. La primera consiste en volcar todas las ideas que se ocurran sobre un proyecto, plasmarlas y dejarlas a la vista. A partir de ahí, se filtra y se limpian aquellos elementos que no encajen con la idea principal.

Por último, la composición se ordena para que tenga el impacto visual y comunicativo deseado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Soporte en forma de jaula

La razón de ser de un mood board es ofrecer infinitas posibilidades de cambio. El soporte de la imagen, en forma de jaula, permite poner y quitar muestras con pinzas; estas simulan pájaros, pero encontrarás múltiples diseños decorativos en Amazon, Etsy, Tiger... Jaula, similar en Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Dónde colocarlo?

Lo habitual es situarlo en la zona de trabajo, bien apoyado en la mesa o fijado a la pared. Aunque también se puede ubicar en el recibidor, y decorarlo con elementos vistosos junto a notas con citas pendientes.
Elige su material y color de fondo. El corcho encaja en cualquier ambiente, pero también puedes pintarlo, empapelarlo o revestirlo con tela. En la imagen de la derecha: rejillas (9 € c/u); cuadros Dream, Love y Believe (5 € c/u); y cajas (4 €/3). Todo, de Primark.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los materiales

Los mood boards se elaboran con retales de tela, muestras de papel, palabras y frases con distintas tipografías de periódicos, recortes de revistas, postales, fotografías... Añade elementos personales, como las entradas de ese concierto que te gustó o el paisaje de aquel viaje que te dejó huella. Ten en cuenta que el panel debe reflejar tus gustos y tu estilo de vida para que, con solo echar una ojeada, te reconozcas en él.   

Pon orden. Analiza qué sensaciones quieres conseguir y decídete por la gama de color que las sugiera: serenidad en azul, elegancia en gris, vitalidad en amarillo o lima... En cuanto a las imágenes, recuerda que su tamaño debe ir vinculado a la importancia que quieras dar a lo que se muestra en ellas. Sujétalas con chinchetas de colores, cintas washi tape, lazos, rafia... Y añade elementos con textura, que inviten a tocarlos, como una flor seca u hojas. Corcho Monstera Leave, de 50 x 50 cm (20 €), en Really Nice Things.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De corcho

Es el material más utilizado por su facilidad para clavar y desclavar chinchetas en él. Este, de la colección Recórcholis diseñada por Milimetrado, tiene un mapamundi serigrafiado en negro y marco de madera de pino sin tratar. Con unas medidas de 70 x 50 cm, se vende en www.curiosite.es.Tablero de corcho (24,45 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Panel decorado

Para dar un aire más sofisticado a tu mood board, hazte con un corcho y fórralo con papel pintado o tela; el de la imagen, revestido con un tejido a rayas, mide 100 x 70 cm (99,95 €). Jarrón de loza (39,95 €). Jarrones mini de cristal con tapa metálica oradada para sujetar en ella flores (39,95 €/2). Todoes de la firma A Simple Mess.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rejilla metálica

Su ventaja es que resulta más fácil ordenar los elementos que componen el mood board gracias a la estructura reticular de la base, que sirve de guía para alinearlos. De Really Nice Things: rejilla Wire Memo, con 12 pinzas, en 120 x 60 cm
(69 €); flecha con bombillas, en 60 x 25 cm (249 €); y escritorio, en 115 x 60 x 75 cm (399 €)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En madera

Las tablas con pinza superior que se utilizan para agrupar documentos, son la base perfecta para composiciones en las que se superponen diversas telas y papeles. Aquí, los elementos añadidos -la ramita, la etiqueda sujeta con cuerda, el botón...- añaden encanto. Telas de la colección Tomoko, de la firma Scion (desde 65,5 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paneles forrados

Los paneles forrados tienen la ventaja de integrarse mejor en la decoración, y el inconveniente de que los elementos que se expongan sobre ellos deben limitar su colorido a tonos que armonicen con el fondo. En la foto, mood board de lino Gingham (31 /m); mesa Provencale y silla (725 ). De Laura Ashley

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas