10 Errores deco que debemos evitar al vivir en pareja

Ya sea que su estilo se imponga al tuyo o que apenas tengas espacio para tus cosas, estos son los errores más comunes que cometemos cuando compartimos un espacio pequeño entre dos y que a la larga pueden ocasionar riñas de pareja. ¡Toma buena nota!

image
D.R

Puede que acabes de mudarte a vivir con tu pareja; o acaso ya lleves compartendo algunos años pero aún no puedes entender por qué ciertos detalles pequeños te ponen de los nervios. Sea cual sea la circunstancia, la decoración del hogar y la organización pueden desempeñar un papel muy importante en tu relación. Hazlo bien, y ambos os sentiréis más respetados y cómodos en el espacio. Hazlo mal, y algún miembro de la pareja puede llegar a sentir que sus preferencias no importan a la otra (con el consiguiente el resentimiento).

Aquí recogemos los consejos de un experto en el hogar y un terapeuta de relación de parejas, para averiguar si eres culpable de alguno de estos errores, y si lo eres, cómo solucionarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 1: No hablar sobre el sofá

Puede parecer algo demasiado específico, pero el sofá es donde tú y tu pareja pasáis gran parte del tiempo. Por eso es fundamental que sea algo elegido entre los dos. "El error más común que veo, uno compra el sofá que le gusta y espera que a su pareja también le guste, o trae su propio sofá a la casa compartida", explica Jane Greer, experta en relaciones y autora de "What About Me? Stop Selfishness From Ruining Your Relationship".

"Además, tienden a poner el sofá en la zona que quieren, en lugar de consultar las preferencisa de su pareja".

Si nunca has pensado es esto, nunca es demasiado tarde para preguntarle a tu pareja: "Oye, sé que traje este sofá de mi casa, pero ¿qué piensas de él? ¿Quieres que compremos uno nuevo, o estás contento con el que tenemos?"

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 2: Colocar cuadros de paisajes anodinos

El arte no debe usarse sólo como relleno. Debe reflejar tanto tus gustos personales como los de tu pareja, y añadir emoción a la casa y a la relación.

"Es importante que en toda la casa, la obra elegida sea una decisión colaborativa", dice Laura Benko, fundadora de The Holistic Home Company y autora de "The Holistic Home: Feng Shui for Mind, Body, Spirit, Space".

"Se genera mucha unión cuando la obra de arte es admirada por ambos, especialmente si hay una historia detrás de ella que implica a la relación. En el dormitorio, asegúrate de cambiar los paisajes aburridos por imágenes agradables a los sentidos y que estimulen la sensualidad".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 3: No tener espacio propio

Sí, queremos a nuestras parejas, pero todos necesitamos un poco de espacio para aisalrnos a veces y estar solos. Debemos establecer zonas que cada uno pueda tenerla como propia, y usarla para su "tiempo personal".

"Cada hogar debe tener un espacio personal cómodo para que cada persona se aisle", según Greer. "Por ejemplo, un estudio o una oficina, una parte de la habitación donde poder relajarse o una butaca especial en el salón. Necesitas ese lugar donde relajarte, leer o ver la televisión y tener esos necesarios 'es mi momento'."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 4: Tener la mesita de noche para todo

Recuerda, la mesa de noche es lo primero que tú y tu pareja vais a ver al despertar, y lo último que veis antes de dirmir. Eso significa que si también es el lugar de las listas de tareas pendientes, libros no leídos y teléfonos cargándose, inconscientemente os puede inducir estrés a ambos.

"Todos estos elementos te apartan del momento y agotan la energía entre tú y tu pareja", según Benko. "Podría incluso conducir a discusiones innecesarios." Carga el teléfono en otro lugar y ten solo el libro que estés leyendo cerca de la cama, en vez de "recordatorios" de todo lo que no has llegado a hacer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 5: Que el hobby de uno invada todo el espacio

Por supuesto que aprecias y valoras las aficiones de tu pareja, pero estás viviendo en el espacios del otro. "Nunca debes tener aficiones o colecciones personales que invadan todo el espacio y incluso el exterior", explica Greer.

"Si te gustan las guitarras, no dejes tu colección por toda el salón, ni tengas fotos de guitarras por todas las habitaciones de la casa, equilibra el espacio con los hobbies y actividades de ambos."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 6: Dejar la mesa sin quitar

La mesa del comedor es lugar más habitual de las discusiones, y puede crear estrés desde el momento en que tú o tu pareja entréis en la casa.

"El estrés se reduce manteniendo una mesa de comedor despejada", según Greer. "Hay factores [como el desorden] que aumentan el estrés y la ansiedad, y pueden hacer que uno o ambos miembros de la pareja estén incómodos".

Y así como el comedor es la zona habitual de enfrentamientos, esta misma idea se puede extender a otros espacios en el hogar. Incluso sin discusiones, la desorganización puede inconscientemente hacer que os sintáis más agotados, y por lo tanto más propensos a las peleas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 7: Dejar que el estilo de uno predomine

Digamos que a tí te gusta un estilo más tradicional, mientras que a tu pareja le emociona más un look más moderno. Incluso con estilos opuestos, es importante encontrar una forma de comprometerse para que los gustos de una persona no dominen.

"Una persona puede sentirse controlada o como si sus gustos fueran no escuchados", según Greer. "A largo plazo, la pareja pueden resentirse, sentir que lo que les importa no es importante para su pareja, puede hacer que se sientan devaluados y crear un rencor si creen que no hay espacio para sus preferencias en su hogar compartido".

Trata de negociar qué partes de la casa pueden mostrar cada estilo (tal vez los cuartos de baño modernos son más importantes para tu pareja, mientras que tú te mueres para incorporar elementos country en la cocina), o de crear un tema ecléctico que aúne los gustos de ambos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 8: Conservar recuerdos de relaciones pasadas

Puede parecer lógico, pero te sorprendería saber cuánta gente tiene dificultades para deshacerse de recuerdos del pasado.

"Una cliente tenía una foto grande de su ex bajo la cama", cuenta Benko. "Ella defendía que quería mantener el marco para usarlo para una foto de ella y su nuevo novio, y estaba literalmente manteniendo el "marco" de una mala relación con otra".

Sin rodeos: Deshazte de él. Además, hará que tu pareja se sienta mucho más cómodo sabiendo que la sonrisa de tu ex no está debajo de la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 9: Iluminación fluorescente en el dormitorio

Seguramente no tengas fluorescentes en la habitación, pero incluso una lámpara demasiado brillante puede ser desagradable para tu vida amorosa.

"Debes deshacerte de la iluminación fluorescente -es horriblemente poco hogareña y poco amable para cualquiera", aconseja Benko. "Cambia todas las bombillas por Leds".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Error 10: No tener ninguna pieza compartida

Adelante, id a IKEA juntos. Aunque ambos tengáis piezas y muebles heredadas, algunas piezas compartidas os ayudaran a sentiros más unidos en vuestro nuevo hogar.

"Respetad los gustos y preferencias de cada uno", dice Greer. "Desde luego habrá diferencias, y debéis encontrar una estrategia para equilibraros con mente abierta para probar cosas que a vuestra pareja le guste". Además, sabrás que has alcanzado el título de pareja cuando discutas por los cubiertos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa