Lámparas que son tendencia

Además de alumbrar, las nuevas lámparas desempeñan por sí mismas una función decorativa. Te contamos los acabados, diseños y posibilidades de iluminación de los modelos que son tendencia.

image
1 de 11
Lámpara en cobre

Ya sea en este material o en otro metal -acero, latón, bronce- que imite su acabado, las lámparas en cobre son tendencia. Modelo de Madame Stolzt (148 €)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Con múltiples pantallas

Los modelos que tienen dos o más brazos disponen de un diseño escultórico que, además, ofrece la posibilidad de modificar la iluminación. Lo habitual es utilizar una pantalla para que proporcione una luz cenital, por ejemplo sobre la mesa de comedor, y orientar el resto para resaltar elementos decorativos específicos: un cuadro, un objeto en la estantería...

Así, la iluminación logrará un efecto teatral muy sugerente. En la imagen, la lámpara Stanley, de Delightfull, tiene tres pantallas de colores diferentes, pero está disponible desde solo con una hasta con cinco brazos móviles. Con estructura de latón y pantallas de aluminio, mide 110 x 77 x 134 cm (2.870 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Efecto celosía

Se trata de lámparas formadas por materiales naturales y diseños discontinuos. En madera, ratán, cuerda, mimbre... lo importante es que, encendidas, su entramado -a base de tiras o fibras- provoca un sutil juego de luces y sombras
que crea una atmósfera íntima. Mientras que, apagadas, su urdimbre atrae todas las miradas, ya sea en acabado natural o pintada. Como la lámpara modelo Yaku, de mimbre tejido negro. En 44 x 28 cm (59,99 €). Es de La Redoute Interieurs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Los nuevos flexos

Con el brazo fijo y pantalla regulable, se inspiran en los clásicos diseños articulados. Frente a la flexibilidad de aquéllos, los actuales ofrecen un diseño sólido, en el que prima el efecto decorativo. ¿Los acabados de moda? Brazos de madera y pantallas en metal lacado de colores, bien con pie o con pinza para colgarlos en estantes, cabeceros e incluso en el sobre de la mesa. Lámpara Crom (47,90 €), en Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Mirada al pasado

Paradójicamente, hoy lo más in son los diseños que recrean los modelos de antaño. La tendencia a recuperar losas hidráulicas en el suelo, azulejos tipo metro en las paredes y muebles vintage en el mobiliario, se extiende también a la iluminación. Lámparas de araña y diseños retro multiplican la luz sobre sus cuentas de cristal y añaden suntuosidad al ambiente. Imprescindible: colgarlas en habitaciones con techos altos, que permitan lucir su esplendor. En la imagen: lámparas Antigua, de suspensión, en 43 x 35 cm (79,99 €); y Cologne, de pie, un clásico con pantalla de algodón y brazo extensible, en 148 cm (169,90 €). De Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Orientadas hacia el techo

Su misión decorativa es evitar una iluminación plana y sin interés. Un recurso es resaltar el contorno del techo con luces perimetrales, bien con líneas led o con focos empotrados. Otra posibilidad efectiva, sin hacer obras, son las lámparas que dirigen el haz de luz hacia el techo, creando una iluminación con zonas en sombra, muy atractiva. Como el aplique Charles 1, de Delightfull, en latón pulido. En 15 x 16 x 26 cm (430 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Los diseños joya

Son aquellos que, más allá de iluminar, se convierten en protagonistas del espacio, enriqueciéndolo. Modelos con pantallas escultóricas, brazos en formas que parecen desafiar las leyes de la gravedad o materiales exclusivos. La lámpara de mesa Veceri tiene una estructura de laca negra y latón pulido que se amplía en la parte superior, en forma de cono, y sobresale sobre la pantalla de tela satinada con filo dorado. Sus medidas: 45 x 52 cm (989 €). Es de la firma Linecraft.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Bombillas desnudas

Inspiradas en los casquillos sin pantalla de las naves industriales, ahora iluminan las estancias más importantes de la casa. En solitario sobre la mesilla, o en una composición escalonada en el comedor, la clave consiste en que el cable tenga suficiente longitud para alejarlas del techo. Por sus ventajas, conviene utilizar leds en lugar de bombillas incandescentes: no producen resplandores; su IRC (índice que mide la capacidad para reproducir los colores) es de 90, de ahí que los tonos se vean más nítidos e intensos; no emiten calor; su encendido es automático; duran 17 años utilizándolas 8 horas diarias y ahorran hasta un 90% en la factura de la luz. Lámparas, de la firma Hübsch (desde 70 hasta 130 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Apliques móviles

Una nueva generación incorpora brazos largos, antes reservados solo para las lámparas de mesa y de pie. El resultado son modelos que dejan de ser estáticos y se pueden girar, orientar y desplazar para adaptarse a las necesidades cambiantes del usuario. En la imagen, aplique Voltige, con dos brazos. De metal en acabado negro o blanco, mide 120 x 50 x 40 cm (169 €). De la firma AM.PM para La Redoute Interieurs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Con pie en forma de trípode

Las vimos en diseños que emulaban focos de cine, pero hoy cobran fuerza con líneas setenteras. El trípode pierde altura y se transforma en los pies de una figura que parece el esquema antropomórfico de un hombrecillo. La pantalla, estrecha y en forma de ovni -homenaje a la psicodelia de los 70’- se realiza en el mismo material y color para unificar un diseño que se convierte en objeto decorativo. Lámpara (155 €), de Bloomingville.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Ahumada

El vidrio oscurecido matiza la luz y reduce su brillo de ahí que, para no empobrecer la iluminación, las lámparas ahumadas suelan prescindir de pantallas en otros materiales. Las de forma esférica, como ésta, difuminan la luz en un haz de 360º, lo que crea una atmósfera mágica que evoca el encanto de la vela en un fanal. Dark Moon mide 152 cm (130 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Iluminación