Black is back: Cómo decorar con el color negro

El negro ha vuelto con fuerza y arrasa en interiorismo. Seductor, elegante y sobrio, mezclado con blanco da mucho juego y es un must en las propuestas nórdicas.

image
Hearst

MENOS ES MÁS

- La clave para que el negro destaque y no abrume es evitar la saturación. Sí, a las composiciones de láminas y fotografías en blanco y negro, pero siempre en un número y una superficie proporcional al espacio. Sí a las alfombras negras, pero con un toque suficiente de blanco para que lo ilumine.

- ¿Por dónde empezar? Observa las propuestas de decoradores donde el negro esté presente y sigue las novedades deco-black. Quédate con las ideas que encajan más con tu estilo y escoge solo aquellas piezas que te hayan enamorado: lámparas, textiles, muebles auxiliares, cerámica…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Efecto imán

Las pinceladas negras aportan sofisticación a cualquier ambiente decorado en blanco. En la dosis justa cada pieza gana un increíble relieve visual. Recurrir al negro tiene, además, una ventaja adicional: el espacio parece más ordenado y equilibrado. De la firma House Doctor: fundas de cojín (desde 36 €), tapiz de macramé (72 €), daybed (1.059 €) y mesa (170 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cóctel bicolor

En los complementos textiles arrasan las geometrías black & white por su atractivo contraste y su fuerza. Y es que el negro convierte todos los motivos en protagonistas, ya que los resalta y perfila. La variedad de estampados y diseños dinamiza la decoración, como cuando se combinan varios colores, aunque en esta paleta cromática solo haya dos. Cojines, de Maisons
du Monde, en jacquard de lana y algodón
(desde 19,90 € c/u) y banco Quito (180 €).

Con los cojines que combinan telas distintas, una estampada -se llevan los prints con motivos a
diferente escala- y otra lisa, es fácil renovar la decoración con tan solo un volteo. Esos juegos de claroscuros dispares crean diferentes looks.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Arriesga ¡y acierta!

¿Quién se atreve con el negroen la mesa? Sorprende a todos con una presentación que rompa moldes. El black ultrabrillante atrae todas
las miradas, pero conviene contrarrestar su sobriedad y reducir su fuerza con otros colores que aporten matices y sensaciones, como el gris piedra, tan sereno, o el blanco, pura luminosidad.
De Bloomingville: plato (17 €), individual (26 €) y cubertería dorada (26 /servicio€).

Cool & chic
Estar al día en tendencias deco es clave para reinventar la presentación de la mesa. Aquí, la puesta en escena negro sobre blanco despierta más interés con el individual tejido -por el dibujo que forma el punto, su textura y su calidez- y tiene más glamour, con la moderada presencia
del dorado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Apuesta ganadora

Las rayas que alternan negro y blanco son un clásico en decoración... ¿Siempre? Cambia el chip ¡esta pareja es de lo más vanguardista! Aquí actúa de atractivo telón de fondo para un comedor de diseño depurado. Un acierto, el golpe de efecto de la obra enmarcada, que potencia ese
look contemporáneo. Papel pintado William, de Sandberg (85 /rollo). Sillas CH24, de Carl Hansen & Son.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tradición y modernidad

Una vitrina clásica se transforma en un diseño que derrocha magnetismo gracias al poderoso tándem cromático blanco y negro. Viendo este ejemplo está claro que el contraste audaz de ambos actualiza piezas de hace décadas con asombrosa facilidad. Vitrina (2.326 €), mesa (775 €) y complementos, de la firma Nordal.

Los opuestos se atraen... Así que si en los muros domina el blanco, prueba a decorarlos con una pizca de negro. Letras, frases, números, motivos geométricos y florales se plasman en vinilos para que todo sea más sencillo.

Y si quieres que las paredes hablen... ¡Busca motivos a gran escala!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy resultón

Ni masculino, ni oscuro, ni frío, ni serio, ni triste... El negro suma estilo cuando el buen diseño lo acompaña. Vas a encontrar tantos muebles y complementos ideales en este color de moda, que los querrás todos. Esta propuesta, de Lene Bjerre, apuesta por las fibras y el look urban garden. Cesto Gaia, de plástico trenzado (90 €), linterna Ailia, de ratán y bambú, con portavelas de cristal (480 €), cactus artificial (299 €) y complementos (desde 5,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo