En qué transformar el dormitorio de tus hijos cuando se independizan

Porque no pierdes un hijo, ganas una habitación

Puede ser duro el momento en que ves marcharse a tus retoños del hogar para independizarse. Se le conoce como el síndrome del nido vacío y es esa sensación general de soledad que los padres o tutores pueden sentir cuando sus hijos abandonan el hogar.

Para luchar contra él, lo mejor es olvidarte de convertir su dormitorio en un museo, esperando a que algún día vuelva a dormir en esa cama, y darle un nuevo uso a esa habitación. Sobre estas líneas encontrarás una galería con algunas ideas para comenzar esta nueva etapa de tu vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un vestidor

Confiésalo: es en lo primero que has pensado al leer el título de este artículo. Nosotros también. Cubre las paredes con baldas y barras, coloca un espejo grande y un asiento que haga de descalzadora. Voilà!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio de invitados

Si no te convence la idea de perder un dormitorio, conviértelo en uno de invitados. Es perfecto para que tus amigos pasen temporadas en casa o, incluso, para alquilárselo a algún estudiante de intercambio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un bar

No estamos animándote a que te des a la bebida para olvidar la ausencia de tus hijos. Tampoco a que lo celebres. Solo creemos que será una buena idea tener un lugar para pasar tiempo con tus amigos y demostrarles que puedes ser un gran bartender.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un chill out

Crea un rincón zen en tu hogar con colchonetas y cojines en el suelo. Vuelve a encontrar tu paz interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un despacho

¿Pensando en aprender un nuevo idioma, en estudiar un curso o en retomar los estudios? Empiézalo con buen pie creando una zona de trabajo en condiciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un taller de manualidades

Todo ordenado, a la vista y a mano para cuando la inspiración te llegue.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sala de música

Si dejaste aparcada tu pasión por la música al nacer tus hijos o si siempre has querido aprender a tocar un instrumento, ha llegado el momento...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un gimnasio

Ya no podrás poner como excusa que te da pereza ir hasta el gimnasio para mantenerte en forma, porque lo tendrás, literalmente, a dos pasos. El verano no volverá a pillarte desprevenido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un trastero

Porque ese armario escobero ya no da más de sí. Almacena las herramientas sin estrecheces. El de Bricomanía te mirará con envidia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una sala de cine

Dos butacas, un proyector y una pantalla es lo único que necesitas. Si quieres pasar al nivel pro, construye una tarima para tener varios niveles, enmoqueta todo y hazte con un palomitero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un invernadero

¿Lo tuyo son las plantas? Pásate a movimiento Urban Jungle y deja que la vegetación invada esta habitación. Si, además, colocas una mesa y un par de sillas conseguirás el rincón de desayunos perfecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una sala de yoga

Más sencillo, imposible: Vacía todo el dormitorio, extiende esterillas, pon música relajante, incienso y velas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cuarto de costura

Coloca la mesa bajo una ventana para tener luz natural y da rienda suelta al genio de la moda que llevas dentro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una biblioteca

Paredes cubiertas con estanterías, un sofá cómodo y una lámpara es todo lo que necesitas para sumergirte en un buen libro y olvidarte de todo (y de todos).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas