8 Preciosas ideas para decorar la casa con cactus

Los cactus están de moda. Ya sean plantas reales, piezas que evocan su forma o motivos estampados, su valor decorativo es innegable. ¿Quieres saber cómo sacarles más partido?

Originarios de América y África, los cactus y crasas nos han conquistado con su aspecto y su carácter. Y es que estas plantas son auténticas supervivientes con capacidad para adaptarse al clima más ingrato. Han transformado sus hojas en espinas para disminuir la superficie de evaporación, hacer de pantalla contra los rayos solares, captar el agua del rocío por condensación y protegerse contra los herbívoros. Con cuerpo redondo o engrosamientos verticales, estas luchadoras se han ganado un lugar propio en nuestras casas.

MÁS IDEAS PARA DECORAR CON CACTUS:

- Cactus manía

- Cactus que decoran

- Llega la cactusmanía a la decoración

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bodegón

¿Sabes cómo componer el tuyo? En éste los cactus, de Ikea, se agruparon por tamaños: los altos, en macetas de diseño nórdico de colores y los bajos, en modelos blancos de terracota. El centro se completó con dos velas: verde lima, de Ikea, y con forma de cactus, de Los Peñotes, de donde son  las macetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un desierto refrescante

Lejos de evocar el paisaje árido en el que crecen estas plantas, en este recibidor, la pared frente a la puerta de entrada se empapeló con un diseño de base azul mar, que añade frescor al ambiente. Sobre este llamativo fondo destacan las líneas sencillas de la cómoda y de las macetas blancas. El espejo sol es un guiño al astro que brilla en el desierto, y un cactus de suelo completa la decoración temática. Papel de la colección Anima, de Coordonné. Cómoda, de Oficios de Ayer. Espejo, de Maisons du Monde. Cactus, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Naturales o decorativos?

Las plantas reales. Su peculiar forma -¿sabías que sus costillas o brazos gruesos les permiten contraerse o dilatarse en función de si carecen de agua o la toman?- es decorativa. Aunque los asociemos con zonas desérticas, cactus y crasas necesitan riego.

La frecuencia varía en función de la variedad y la estación del año: en verano, entre 4 y 8 días; en primavera y otoño, cada 10 o 12; y en invierno, entre 30 y 40 días. La clave para acertar es dejar secar por completo la tierra entre riegos.

El universo deco. La cactus manía ha elegido sus diferentes variedades como motivo de ropa de cama, cojines, láminas, tazas, platos, vasos, papeles pintados, neceseres, fundas de teléfono o inlcuso prendas de ropa y complementos. Pero también encontrarás objetos decorativos que adoptan su silueta, como lámparas led de pared y suelo, jarrones, velas o material de escritorio, por ejemplo, este soporte para fotos, de Maisons du Monde (9,99 €). El secreto consiste en dosificar su presencia para que cause un atractivo efecto sorpresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entre libros

Las velas con forma de cactus captan la atención igual que si fuesen plantas naturales. Pero también cumplen una función decorativa como cuadros, sujetalibros o lámparas sobre algunos volúmenes tumbados. Cuadros de lamas de madera pintadas en rosa y con cactus blancos, de Banak Importa. Lámparas led azules, de Primark. Velas: en las macetas, de Los Peñotes, y fucsia, de Primark.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suspendidos

Para una ocasión puntual, dentro de recipientes de cristal y sujetos por cuerdas o tiras de rafia, los cactus quedarán espectaculares. Coloca en cada recipiente una base de piedrecitas, añade las plantas y cuélgalas del techo a diferente altura para crear sensación de movimiento. Pecera, de Espaço Casa. Tarros, de Casa. Las crasas y las piedras son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sobre el aparador

Los cactus de cerámica son tendencia. En el mercado encontrarás diseños pintados en verde, pero también en blanco, cobre, dorado, plata... Una composición que alterne diferentes acabados será muy decorativa, pero limita el bodegón a tres piezas para apreciar mejor sus formas y detalles. Cactus, de RDiseño. Caja, de Zara Home. Consola, de Shibbi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al llegar la noche

De cristal de colores, y con una iluminación sutil
-como velas o una gurinalda luminosa-, los cactus lograrán una atmósfera mágica. Éstos, en verde y amarillo ácido, son de Los Peñotes. La guirnalda con mini cactus con luz es de Primark.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al detalle

La cactus manía se extiende al mundo de los complementos decorativos con diseños que adoptan directamente su forma. Estas bandejitas turquesa y con filo dorado, de Primark, reproducen la textura rugosa de las plantas. De Ikea: cactus pequeños y mesa. Al fondo, cactus grande, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo