Cómo personalizar una casa de alquiler

¿No te gusta el estilo de tu casa pero tienes miedo a cambiar algo y que el casero te deje sin la fianza? Aquí van algunas ideas...

image
1 de 18
A tus pies

Los suelos era algo que te echaba para atrás a la hora de alquilar, pero al final aceptaste... No te conformes: cúbrelos con alfombras de colores o de fibras naturales. ¿Quién dijo que el parqué es lo único que da calidez a un suelo?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 18
Espacios exteriores

Una terraza puede ser una bendición. Aunque sus suelos pueden traerte de cabeza. Hazte con una (o muchas) alfombras exteriores y cubre esas baldosas de dudoso gusto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 18
Vivir con arte

Crea una galería con arte colocando obras de distintos tamaños, colores y formatos. Puedes utilizar cinta adhesiva, clips y otros adhesivos para no hacer agujeros. Si al final optas por el taladro, un poco de masilla y algo de pintura después lo soluciona todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 18
Los textiles, tus aliados

Aportan color, calidez y son el recurso perfecto para plasmar tu personalidad y tus gustos. Ya sea en una paleta sobria y lisa o con muchos estampados y colores, atrévete a colocar cojines, mantas y cortinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 18
Efecto inverdanero

Ese rincón vacío de tu casa en el que no sabes qué poner, es el lugar perfecto para acoger tu pequeño paraíso vegetal. Un toque natural que hará tu casa más acogedora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 18
Gran formato

Una pintura o una fotografía de grandes dimensiones ocultará la pared que no quieres ver. En el comedor de la imagen, una instantánea de tres cubiertos de plata antiguos es el complemento perfecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 18
Nuevos fogones

Una cocina de alquiler es el lugar prefecto para dejar que tu imaginación vuele. Invierte en piezas con carácter, arriesga con el arte y busca recursos low cost reversibles para hacerle una puesta a punto. En esta cocina, unas baldosas vinílicas en blanco y negro crearon un suelo de damero perfecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 18
Lavado de imagen

Si has alquilado la casa con muebles y el sofá te horroriza, cúbrelo con una funda y coloca cojines.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 18
Se alquila

Sentirte como en casa cuando vives de alquiler puede resultar complicado en muchas ocasiones. En esta galería encontrarás varias ideas para personalizar tu hogar sin perder la fianza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 18
Un buen apoyo

¿Lo de taladrar no te convence? Utiliza las estanterías, muebles, mesas o incluso el suelo para apoyar tus obras de arte. Una solución tan respetuosa con las paredes como interesante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 18
El poder de la pintura

Una mano de pintura es la forma más sencilla de cambiar un espacio (y, si te pones creativo, como en esta casa, aún más). Además, cuando vayas a dejar el piso, solo tienes que devolver las paredes a su estado original y la fianza irá completa a tu bolsillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 18
Papel protagonista

Hay papeles pintados muy sencillos de poner y (lo más importante en una casa de alquiler) de quitar. Elige un estampado potente y cambia por completo el look de la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 18
Toques de estilo

¿Quieres algo más sencillo (y más reversible) que pintar o empapelar las paredes para personalizarlas? Opta por pegatinas para crear patrones. En la imagen el comedor de la bloguera de mum&home con pegatinas redondas doradas en als paredes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 18
Un cambio sencillo

Los armarios lucirán como nuevos con un simple cambio de tiradores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 18
Imagen radiante

Las lámparas anticuadas y los focos deprimentes abundan en las casa de alquiler. Hazte con una acorde a tu estilo y ¡cámbiala! 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 18
Presta atención a los detalles

Unas flores frescas, fotografías de familia, jarrones, accesorios... Encontrarse pequeños detalles personales en cada rincón hará que te sientas en tu hogar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 18
Llama la atención

Si no puedes cambiar algunas cosas (suelos, puertas, armarios...) haz que los ojos vayan a otras que sí te gusten. Como en este dormitorio, con un papel de rayas atrevido y un cartel que desprende buen rollo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 18
Nada es imposible

Vayamos a uno de los temas que más preocupan en una casa de alquiler: el baño. Una lámpara con presencia, un espejo con un marco interesante, un suelo vinílico, arte y toallas son los elementos con los que puedes probar para hacer este espacio más tuyo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas