20 antes/después sorprendentes

Advertencia: esta galería de imágenes produce un placer desmesurado para los amantes de las reformas.

Reformas antes y después
Micasa
1 de 46
Antes

Era un ático anticuado en distribución y materiales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 46
Después

Ahora es una vivienda fresca, luminosa y actual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 46
Antes

¿Rojo en el dormitorio? ¿De verdad? Más que dulces sueños, esta habitación produce pesadillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 46
Después

Claridad, orden y funcionalidad. En este dormitorio-estudio dan ganas de mezclar trabajo y placer (y no salir de él en todo el día).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 46
Antes

Los tonos marrones no son una buena idea cuando no tienes mucha luz. Como ejemplo de lo que NO hay que hacer, este salón con cocina abierta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 46
Después

El blanco ha actualizado y aligerado visualmente esta cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 46
Antes

Una cosa es que te guste el estilo rústico y otra enterrarte en vida entre madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 46
Después

¡Así, sí! Ligero, natural y con encanto rural. Dan ganas de dejarlo todo para irse a vivir al campo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 46
Antes

Contar con un espacio en el exterior de casa siempre es un lujo. Bueno, puede que no siempre...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 46
Después

Bienvenido al jardín del Edén (con comedor incluido).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 46
Antes

Sentimos mucho orgullo del talento de nuestras lectoras. Así es cómo Jara cambió su salón de oscuro y desactualizado...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 46
Después

A acogedor y de estilo romántico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 46
Antes

La cocina también pasó por sus manos (y su ingenio).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 46
Después

Parece magia, pero son solo buenas decisiones decorativas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 46
Antes

Esta cocina oprimía con solo mirarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 46
Después

Tirar un tabique y añadir una zona de comedor fue la mejor idea. Echa un vistazo al resto de la casa y descubre otros cambios igual de radicales...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 46
Antes

Durante la (muy necesaria) reforma de este piso de Toledo, se descubrieron unas vigas de madera bajo el falso techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 46
Después

Los interioristas decidieron dejarlas a la vista y darles protagonismo con luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 46
Antes

Esta era la cocina del mismo piso: oscura, antigua y bastante aburrida...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 46
Después

Ahora es moderna, pero con guiños al pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 46
Antes

¿Preparado para otro cambio sorprendente? Aquí viene...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 46
Después

El blanco, pinceladas de color, un nuevo suelo de madera y una decoración cuidada han supuesto un cambio radical en este piso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 46
Antes

La cocina se había quedado anclada en el pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 46
Después

Hoy se ha abierto al presente (y a la casa) consiguiendo que la luz y la amplitud la invada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 46
Antes

Los muebles de madera oscura no fueron una buena idea...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 46
Después

¡Se hizo la luz! Una simple capa de pintura blanca lo cambió todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 46
Antes

Este es uno de nuestros cambios favoritos por cómo aprovecha los elementos existentes y el escaso espacio disponible en este ático (tan solo 20 metros cuadrados).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 46
Después

Hace que volvamos a creer en las segundas oportunidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 46
Antes

Para conseguir un cambio radical no es necesario contar con un gran presupuesto o hacer una reforma completa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 46
Después

Esta cocina se renovó por menos de 600€ y sin tirar ni un solo tabique.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas