Planifica bien tu reforma

Antes de meterte en obras, planifica al milímetro lo que quieres hacer. De esta forma ahorrarás tiempo y dinero.

image
1 de 10
Soluciones de obra

Retranqueos, pilares, hornacinas...

Casi todas las casas tienen un espacio irregular que plantea quebraderos de cabeza. Sin embargo, esas zonas difíciles tienen un gran potencial de almacenaje y decorativo cuando se analizan.

La reforma es el momento idóneo para llevar a la práctica esas ideas geniales que surgen de los escollos. La escayola y las placas de yeso laminado, tipo Pladur o Knauf, permiten realizar muretes, librerías, vanos... y salen mejor de precio que un mueble encargado a medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Tipos de apertura

Además de las ventanas tradicionales, existen otros sistemas de apertura.

Una corredera es ideal para un rincón pequeño. Y una ventana oscilobatiente, como la de este baño, puede ser la solución para un espacio difícil al combinar una apertura abatible hacia abajo y otra batiente, convencional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La nueva tabiquería

Por mucho que tu albañil insista, existen otras formas de delimitar ambientes además del muro tradicional.

Medios tabiques rematados con una hoja de cristal o paneles que no llegan al techo forman parte de una nueva concepción de la tabiquería con la que es posible separar e integrar espacios al mismo tiempo. Lavabos, de la firma Duravit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Paneles acristalados

Si has decidido embarcarte en una reforma, no te resignes a quedarte con una habitación o una zona oscura.

Para que nada interrumpa el paso de la luz natural, plantéate sustituir un muro por un panel de cristal -templado, para que no se rompa en caso de impacto- que puede ser transparente o al ácido en función del grado de intimidad que busques.

Los paneles acristalados se anclan con perfiles al suelo, al techo o a las paredes, de ahí que tengas que prever su instalación antes de que te rematen el solado, el falso techo y la pintura. Un último consejo: los muros de piezas de pavés, de moda hace unos años, ya no se llevan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Eliminar las paredes

Es una excelente opción para conseguir espacios diáfanos.

Ppero no todos los muros se pueden derribar, consulta a un arquitecto para no dañar la estructura de tu vivienda. Lámpara, de Luzifer. Sillas, de Kartell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Paneles correderos

Las puertas y paneles correderos se deslizan hacia los lados para integrar o separar ambientes.

Pero no siempre se pueden instalar. Antes de contar con ellos, conviene plantearse varias cuestiones. La pared por la que se deslizará la hoja ¿está libre o me obliga a cambiar un radiador de sitio? ¿Soy consciente de que en la pared por la que se desliza la hoja no puedo colocar ningún mueble?

Una alternativa es empotrar la hoja dentro del muro, pero eso implica que esa pared aumentará al menos 20 cm de grosor: ¿puedo permitirme perder ese espacio? Para evitarlo, algunas firmas, como Krona y Eclisse, ahorran espacio al sustituir el muro por un armazón donde se aloja la puerta, pero tienes que prever su instalación con tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Los sistemas deslizantes

Aún queda una decisión por tomar: el sistema deslizante que prefieres.

Lo habitual es que las hojas se desplacen mediante guías ancladas al techo y al suelo, pero si tu idea es unificar dos ambientes, pide una puerta con guías sólo en el techo, para que ningún raíl en el suelo rompa la sensación de continuidad. Los raíles se suelen ocultar, pero la firma Krona dispone de guías de diseño que se dejan a la vista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Cambiar las puertas

El coste de una reforma es tan elevado que, a veces, surge la tentación de aplazar el cambio de las puertas para más adelante.

Salvo que no puedas asumir el gasto, no lo pospongas. Una puerta no se compone sólo de la hoja y la jamba. Para anclarla es necesario romper el muro y fijar un precerco, lo que afecta al alicatado y a la pintura de las paredes.

Si te decides a cambiar las puertas, aprovecha para optimizar la luz natural con una hoja de diseño moderno y cuarterones de cristal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Un gran ventanal fijo

¿Te apetece sustituir parte de la pared por un ventanal fijo que te permita disfrutar del paisaje?

Pero antes, tienes que solicitar autorización para modificar la fachada. El ventanal ha de ser estanco y contar con un vierteaguas que canalice la lluvia hacia el exterior. Para no pasar frío, pide que te instalen un cristal doble con una cámara de aire. Mesa, de Artificio. Sillas, de Batavia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ventana cenital

Una reforma es el momento idóneo para hacer habitable una buhardilla.

Si carece de luz natural, instala una ventana cenital que se abre en el tejado, ya sea recto o inclinado, como la de este vestidor, diseñado por el Estudio Ide. La firma Velux está especializada en este tipo de ventanas. Su gama es muy amplia, con marcos en todo tipo de acabados, hojas que giran 360º para facilitar su limpieza y ventanas que incorporan persianas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas