Gana zonas de almacén

Al proyectar la reforma de tu casa, aprovecha para diseñar zonas de almacén extra que podrás ubicar en los huecos más insospechados. Estas ideas te inspirarán para crear soluciones a medida.

image
1 de 8
En el comedor

¿No sabes dónde guardar todo el servicio de mesa? Realiza un frente de armarios en la pared del comedor. Si quieres que quede integrado, elige las puertas lisas en el mismo color de la pared, los armarios empotrados, además de ajustarse como un guante a las dimensiones de la estancia, se pueden encargar con una organización interior diseñada al milímetro, según tus necesidades y el tamaño de lo que vayas a guardar. Así se hizo en este caso, donde uno de los frentes se destinó a botellero. Reforma de Amador González Barca, del estudio Círculo Q de Arquitectos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Aprovecha un murete de obra

Si vives en una casa de dos alturas, no dudes en sustituir la barandilla de la primera planta por un mueble de obra que aproveche todo un tramo de escalera. Este espacio te permitirá ganar profundidad sin obstaculizar el paso. Ciérralo con unas puertas que estén en consonancia con el estilo y los materiales de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Rentabiliza la escalera

El hueco de la escalera puede albergar desde baldas hasta un armario para prendas de abrigo o un zapatero. En este caso se aprovechó la inclinación de la escalera para instalar un armario a medida, con las puertas lisas y sin tiradores, pintadas en el mismo color de la pared para que pasaran totalmente desapercibidas. No desestimes las posibilidades de los peldaños: hazlos abatibles, siempre que la escalera sea hueca, o instala cajones ocultos en cada escalón. Reforma proyectada por Sofía Pernas y Micaela Neira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
En buhardillas

Para provechar un espacio abuhardillado, la carpintería realizada a medida ofrece soluciones muy versátiles. Ten en cuenta que será necesario instalar cuerpos de diferentes alturas que se adapten a la inclinación del techo. Reserva los más bajos para almacenar los zapatos y guarda los abrigos y prendas más largas en los de mayor altura. Reforma proyectada por Sofía Pernas y Micaela Neira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Una librería de escayola

Si en el salón de tu casa hay un pilar que no sabes cómo integrar, sácale partido. Una buena idea es utilizarlo como punto de partida para realizar una estantería de escayola. Con este material —más económico pero menos versátil que el Pladur—, se logran estructuras muy finas; el espesor de las baldas oscila entre 4, 6 y 10 cm, y el fondo, entre 30 y 40 cm. Cuando los metros escasean, conviene que tenga poco fondo para no recargar el ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Zona de estudio

Se reservó el espacio que queda delante del ventanal para realizar un mueble en DM laqueado. Se compone de un escritorio, un módulo de cajones y una estantería, que se adapta al hueco que queda entre la ventana y la pared y que tiene el lateral abierto, para no recargar el espacio. Es un diseño de la decoradora Loles Armengol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Con cubrerradiador

La posibilidad de adaptar el diseño a tus necesidades te permitirá disimular elementos antiestéticos, como los radiadores. Este mueble combina una zona de almacén para ordenar papeles y material de escritorio con un cubrerradiador realizado en la misma carpintería laqueada que el resto del mueble.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Estantería de obra

En zonas abuhardilladas es preciso realizar los muebles a medida, ya que es la única manera de salvar la inclinación de la pared. En este caso, se prefirió que la librería no llegase hasta el techo para que la composición no agobiase el ambiente. Se diseñó con cajones inferiores que, igual que las puertas, encarecen el precio final. Estantería, en Pladur y DM. Muebles, de VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas