Soluciones de carpintería

La partida de carpintería será una de las más costosas de tu reforma. Planifica cuáles son tus necesidades, las peculiaridades de cada espacio y qué quieres lograr. Aquí te damos pistas que te ayudarán.

image
1 de 10
Armario en esquina.

Un armario en forma de L es la mejor opción para multiplicar la capacidad de almacén en el dormitorio. Si el armario comienza a ras de la puerta de entrada de tu habitación, el primer frente se puede rematar en chaflán, para que no dificulte el paso. Armario Encamps, de Radisa, acabado en chaflán y con frentes de DM lacado en blanco, cuarterones de cristal y cortinillas. En 2,50 x 0,60 x 4 m (10.210 € con interior y tiradores incluidos).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Bañera forrada.

No renuncies a colocar madera en el cuarto de baño por temor a que el agua la deteriore. Existen tratamientos que sellan el poro y la convierten en una acogedora opción para, incluso, revestir la bañera. Lamas machihembradas de madera ya tratada (185 €/m2 en Ebanistería Landa).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Muebles hechos a medida.

Los armarios bajos de este aparador sólo tienen 30 cm de fondo. Encima, se alternan estantes rectos, de apenas 10 cm y con una barra —para fuentes y platos— y con un saliente curvo donde lucir las soperas. Aparador realizado en DM lacado; sus medidas son 1 x 0,30 x 2,30 m (1.013 €) y menaje. Todo, de la tienda VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Pared revestida con DM.

Cuando se necesita silencio, por ejemplo en una zona de estudio o en un dormitorio, los cuarterones de DM aíslan del jaleo que pueda resonar en la habitación o el piso contiguo. Panel de cuarterones de DM lacados en blanco (180 €/m2 aprox. realizado por un carpintero). De Villa Victoria: escritorio (510 €), lámpara (75 €) y tibores (24 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Zócalo con cuarterones.

¿Qué se puede hacer con el pasillo para que no parezca un túnel? Colocar en la pared un zócalo con cuarterones que engañen a nuestros ojos y nos hagan percibir el pasillo más corto de lo que es. Además, si tienes niños, protegerá la pared de triciclos y otros vehículos. Zócalo de 1,30 m de alto con cuarterones de DM lacado (235 €/m2 aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Cubrerradiador.

Los cubrerradiadores son una opción muy utilizada para ocultar estos elementos tan poco decorativos. Eso sí, su diseño debe permitir la propagación del calor y no restar su intensidad. Si quieres que pase desapercibido, lácalo en el mismo tono de la pared. Cubrerradiador de madera lacada en blanco (550 € aprox. hecho a medida). Escritorio (450 €) y taburete (50 €), de Villa Victoria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Carpinterías a juego.

Las últimas tendencias hacen de la cocina un espacio que se puede integrar en la habitación contigua mediante una puerta corredera y así lograr más amplitud. Para crear sensación de continuidad, un recurso es utilizar el mismo acabado en los muebles de cocina, la puerta y la carpintería del espacio anexo. En este caso, el arquitecto Joan Ramón Freire eligió haya para unificar la cocina con los armarios del recibidor. La puerta se desliza sobre una guía oculta en el techo, para que ningún elemento rompa la perspectiva del suelo. En 1 x 2,30 m (500 €/ aprox. por un carpintero).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Corredera.

Este tipo de puertas cada vez se impone más, no sólo por su función estructural —separar dos ambientes sin que las hojas ocupen espacio—, sino como un elemento decorativo. Puerta Lisachapa Horizontal. Es de nogal y cada hoja mide 82,5 x 2,03 m (827 €). Manillón (48,32 €). De Radisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Librería.

Una librería de madera suele tener un precio elevado, pero la belleza de sus vetas y la calidez que produce pueden merecer la pena. Si la librería es grande, apuesta por variedades claras: no reducirán el espacio. Librería de fresno diseñada por Mercedes Postigo. PVP según medidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Cubrerradiador en contraste.

Si la calefacción está muy alta, conviene que el cubrerradiador sea de madera laminada para que soporte la temperatura sin agrietarse, y con un diseño que permita aprovechar todas las calorías. Cubrerradiador de madera laminada, en 80 x 80 cm (300 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas