Añade un toque de optimismo con el amarillo

Descubre cómo refrescar cualquier ambiente utilizando con acierto los colores de moda: vibrantes amarillos.

Alegre y luminoso, el amarillo es un color que deberíamos utilizar más en casa por la vitalidad que proyecta, pero hay que introducirlo con cierta mesura.

Desde los tonos vainilla hasta los dorados, resultan perfectos para decorar habitaciones sombrías y orientadas al norte.

Son muy adecuados para cocinas, cuartos de baño y comedores, pero poco recomendables para zonas tranquilas, como dormitorios. Casan bien con gamas neutras y azules grisáceas, y contrastan con los violetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aparador de metal

Traslada el espíritu de verbena al interior de tu cocina y móntate un alegre office de quita y pon, gracias al diseño plegable de sus muebles. Recuerda que el combinado menta y limón es tendencia este verano. Aparador de metal Bloom (599 €), mesa y silla de jardín, de Maisons
du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sofá tapizado en amarillo

Crea en el salón un rincón llamativo con una butaca o un sofá tapizados en un alegre amarillo mostaza como color dominante o acompañado de motivos blancos y negros. Coloca sobre él cojines lisos o con dibujos afines al sofá, en negro o gris para jugar al contraste. Tela de sofá modelo Fruitgarden, de la firma www.littlephant.com (39 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Limón y turquesa

Dinamiza el dormitorio de tu hijo con un papel pintado en pálidos tonos de amarillo, gris y azul. Y sigue con esa misma tónica cromática al elegir el mobiliario y los complementos. Escritorio con portalápices Nuage, de Maisons du Monde (99,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel pintado

Del amarillo al naranja hay solo un paso en la rueda de color, lo que presagia buena sintonía; pero como ambos son potentes, utilízalos en pequeñas dosis para evitar interferencias. Y siempre con un tono neutro de por medio, como en este sutil rincón de lectura. Papel pintado modelo Kukkia, de la colección Noukku, de Scion.
Se vende en Pepe Peñalver (79,75 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pintura Natural

Utiliza un amarillo arena para iluminar zonas oscuras como pasillos, baños o áticos, o para agrandar una habitación pequeña. El resultado es mágico. Pruébalo y verás. Pintura Natural Sahara, de Colores del Mundo, de Bruguer (52,40 €/bote de 4 litros).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero amarillo

Sobre una pared neutra del dormitorio, tapiza el cabecero de la cama con un amarillo ligero y se convertirá en punto focal. Para la lencería, opta por verdes botánicos que aporten frescor. Nórdico y cojines, de la colección Floral, de Zara Home.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tabueretes

Si el blanco domina tu salón, revitalízalo con pequeños toques de color en amarillo limón en mesas auxiliares, sillas y complementos. Aquí, se permite el exceso. De Car Möbel:taburetes/mesas metálicos de diseño industrial (39,90 € c/u) y silla de acero estilo Tolix (94,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas