12 trucos para limpiar y organizar la casa

Aprovecha el cambio de temporada para abordar la limpieza general de la casa. Con productos de siempre y trucos ingeniosos, quedará impecable.

image
1 de 12
Orden en cajones y armarios

En ellos, como en el resto de la casa, impera la norma básica: se limpian de arriba abajo, para evitar que la suciedad caiga sobre zonas ya repasadas.

Con la aspiradora, absorbe el polvo acumulado en
las esquinas y en las juntas de baldas y cajones. A continuación, pasa una bayeta escurrida en agua con jabón neutro por los laterales y las barras, y seca. Cajón Komplement, de Ikea; en 100 x 58 cm (30 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Los azulejos, brillantes

Ponte guantes y abre la ventana. El amoníaco elimina la grasa, y el vinagre, la cal. Mezcla un chorrito de cada uno con medio litro de agua y una pizca de un lavavajillas sin lejía. Con una esponja de flor, limpia azulejos y juntas. Aclara con una bayeta humedecida en agua y seca enseguida con un paño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
No olvides las paredes

Aunque no lo parezca, en ellas también se acumulan el polvo y las telarañas. Retira cuadros, espejos y cualquier otro elemento decorativo. Aprovecha para limpiar el polvo también por el reverso de cada uno de ellos. Cubre la escoba con una bayeta de microfibra seca y pásala por toda la pared, desde el techo hasta el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Un fregadero reluciente

Corta un limón por la mitad, añádele sal a la pulpa y frota con energía. Aclara con agua caliente y seca con un paño. Para evitar los malos olores, vierte un chorrito de agua caliente con bicarbonato por el sumidero. Decora la zona con macetas de hierbas aromáticas y detalles, y ganará encanto. Jarrones y esponja de mar cerámica (8,95 €), de A Simple Mess.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Esa vajilla tan delicada

La porcelana antigua se debe lavar a mano y en agua templada, ya que la caliente puede resquebrajarla. Si quedan manchas antiguas, haz una mezcla con 1/4 de taza de cremor tártaro -se utiliza para cocinar- y una cucharada de agua oxigenada. Aplícala con guantes y una esponja suave, y enjuaga. Soporte Opera, para dejar las esponjas flor y de acero como cabello de la diva, de Animi Causa (13,77 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Lámparas de techo

Nunca las limpies encendidas o calientes. Prepara una mezcla de 3/4 partes de agua y 1/4 parte a base de alcohol y amoníaco, a medias. Protege el suelo con un plástico y pulveriza la mezcla sobre la pantalla, sin alcanzar los cables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Alfombras: ¡todos al suelo!

Aspíralas por el derecho y por el revés, para eliminar el polvo. Si las patas de los muebles han dejado marcas, aplica un cubito de hielo y recuperará la forma original. En zonas expuestas a manchas, lo más práctico es colocar una alfombra lavable, como Stripes, de Lorena Canals (139 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Ropa blanca sin mácula

El paso del tiempo puede hacer aparecer en ella manchas amarillas. Para eliminarlas, prepara en un barreño agua templada. Añade el zumo de dos limones y sumerge la ropa 30 minutos. Después, lávala en un programa con agua caliente y tiéndela bajo el sol directo. Barreño magenta (9 €), tendedero plegable Flower Power, con gancho (5,50 €) y cesta con 12 pinzas (10 €). Todo, de la firma Vigar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Muebles de cocina

Conviven con salpicaduras de grasa, vapor e ingredientes que dejan huella. Vacía su contenido y limpia el interior y los frentes con agua templada y un chorrito de amoníaco. Seca al momento.

Para que de una limpieza a otra se mantengan en buen estado, forra las baldas internas y el fondo de los cajones con papel de plástico específico para armarios de cocina. Ligeramente acolchado, los protegerá de las rozaduras de ollas y cazuelas así como del goteo de aceite y restos de harina, sal...

Limpia con una bayeta húmeda cada lata, tarro y envase, y dale una vuelta al menaje en el lavavajillas

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Cristales que deslumbran

Para limpiar ventanas y puertas acristaladas, impregna papel de periódico con vinagre. Cuando se seque, diluye una cucharadita de café en medio litro de agua caliente, aplica la mezcla con una esponja y seca con el periódico. Si las vistas son poco atractivas, coloca stickers en los cristales; éstos son de Laura Ashley (desde 130 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Toallas y sábanas

¿Sabías que los ácaros se multiplican en lugares húmedos y sombríos? Para evitarlo, airea los armarios de la ropa de casa 10 min. cada día. Prepara bolsitas de tela y mete en ellas tizas -absorberán la humedad- o madera de cedro, con efecto antipolillas. Toallas de la serie Fräjen, de Ikea (desde 3,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Más vale maña

Algunas zonas de la casa son de difícil acceso, pero con ingenio, su limpieza será más llevadera. Por ejemplo, si metes la mano en un calcetín desparejado, te resultará más fácil limpiar con él las persianas.

Y unos bastoncillos de algodón impregnados en alcohol, serán perfectos para repasar las diminutas lamas de una rejilla de ventilación. Y es que limpiar no requiere un batallón de productos, sino... ¡soluciones prácticas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa