Espacios compartidos, metros ganados

El ritmo de vida actual precisa una distribución más funcional, con espacios diáfanos multiusos y soluciones ad hoc para unir y separar ambientes.

image
1 de 9
Tres ambientes

El contacto visual entre el salón y la cocina es una demanda creciente debido a los hábitos actuales. En este salón-comedor se consiguió al abrir una ventana apaisada en el tabique que los separaba. Con esta opción, la zona de trabajo queda oculta desde el estar y se consigue un comedor de diario con una gran barra de desayunos. Interiorismo, de Chalet Novaforma. Arquitecto, Lluís Victori.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Sin puertas

Las reformas suelen implicar cambios en la distribución. Un clásico es eliminar pasillos, lo que facilita accesos directos entre los diferentes espacios; se eliminan puertas y se abren grandes vanos en los tabiques. Así se hizo en este salón, que ganó fluidez en la circulación. Reforma e interiorismo, Rebeca Terrón. Cocina de laca negra brillo, de Bontempi, instalada por Micocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Cocina abierta al 100 %

Considerar la cocina un ambiente más del salón era una opción que sólo se planteaba en lofts con una estética industrial y un espacio diáfano. Sin embargo, muchas viviendas han hecho suya esta concepción espacial e integran la cocina en el salón, sin complejos, gracias a un mobiliario y a un equipamiento intachables. En esta reforma, de D2 Arquitectos, el falso techo algo más bajo en la cocina contribuye a que quede delimitada visualmente. Cocina, de la firma Doca. Encimera, de Silestone. Gres, de Porcelanatto, en Vedefasa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Dormitorio juvenil con baño

Disponer de un baño propio también es un deseo de los jóvenes, por comodidad y sensación de independencia. En esta reforma, realizada por el Estudio de Arquitectura A11, el dormitorio tiene acceso directo a un baño mediante una puerta corredera. Escritorio y librería de la firma BM, en Nuar Interiorismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Vestidor independiente

En este dormitorio juvenil, cama, escritorio y vestidor se suceden en hilera; una distribución óptima en habitaciones de planta alargada y no muy anchas. El acceso al vestidor se realiza a través de una puerta corredera con un cuarterón de cristal. Decoración, de Fanchulino. Silla, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Comedor y despacho

La solución ante la escasez de metros son los ambientes multifuncionales. Este comedor se utiliza como zona de trabajo con tan sólo abatir las puertas del aparador; es un diseño de Irene Briones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Murete y estores

Un pequeño desnivel y un pilar marcaron la línea a seguir para dividir este espacio en dos ambientes: salón y dormitorio. Levantar un murete a media altura y rematarlo fue la opción elegida. El contacto visual entre las estancias se mantiene o interrumpe a voluntad con dos estores enrollables, instalados en el techo. Sofá, de Natuzzi. Librería, de Ikea. Mesa de centro, de Aldaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Desnivel versátil

Zona de estar y comedor comparten espacio en este salón, aunque cada uno queda perfectamente delimitado por los ventanales, la ubicación del sofá con su trasera hacia el comedor y la alfombra. Un tercer ambiente, elevado por un desnivel de unos 40 cm, se abre hacia ellos; sus escalones, que se aprovecharon para ganar un segundo sofá, conducen a un rincón de lectura. Interiorismo, de Chalet Novaforma. Arquitecto, Lluís Victori. Sofá, de Galerías del Tresillo. Estores, de Bauhaus. Pavimento Newstone, de Apavisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Pared de cristal

Este comedor se separa de la zona de estar mediante un paramento acristalado de suelo a techo. Se compone de doble cristal, con una persiana intermedia de lamas de aluminio regulables, que permiten integrar visualmente el comedor en el salón o mantenerlo como una habitación independiente. Otra de las paredes se forró con chapa de cerezo para que la calidez de la madera compensara la frialdad del cristal y el suelo, de gres. Proyecto, del equipo de Gunni & Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas