Tipos de chimenea

Ningún sistema de calefacción puede igualar la sensación de hogar que aporta una chimenea; te mostramos 12 modelos.

image
1 de 12
Chimeneas integradas

Al prolongar la técnica de pintura de la pared sobre la embocadura, ésta queda totalmente integrada. Para que el resultado sea óptimo, el acabado debe ser suave y evitar los colores estridentes. Una pintura clara aplicada al estuco es una idea excelente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
El interior

Uno de los materiales más utilizados para revestir el hogar es el ladrillo refractario. Este tipo de material se realiza con arcillas resistentes al fuego y solidificadas mediante una cocción específica que completa sus cualidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Chimenea encastrada

Con el diseño y la obra adecuados, modernizar la chimenea es sencillo. Las casas de campo se renuevan con distribuciones funcionales y una decoración de diseño en la que no tienen cabida las embocaduras de piedra o ladrillo. La última tendencia es encastrar el hogar en bloques de yeso o Pladur, con predominio de líneas rectas y sin embocadura. Aquí, sobre la chimenea se hizo una hornacina para el televisor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Chimeneas exentas

La chimenea de leña no tiene por qué estar empotrada en un tabique. Las firmas especializadas, como Hergóm o Dovre, ofrecen modelos exentos muy actuales, con tiro incorporado y atractivo diseño. El hierro fundido es el material estrella en este tipo de chimeneas, que pueden ser abiertas o contar con una o varias puertas de vidrio de seguridad. Esta última versión es muy recomendable para evitar accidentes cuando hay niños en casa; además, sin duda, resultan más limpias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Chimenea empotrada con marco de acero inoxidable

Algunos modelos están compuestos por una caja de combustión denominada hogar. Puede estar realizada en hierro fundido o chapa de acero, y se suelen empotrar en un hueco realizado para ella o aprovechar el de una chimenea tradicional. Aquí se protegió con un vidrio de seguridad elevable y con un moderno marco de acero inoxidable mate encargado por las decoradoras Sofía Pernas y Micaela Neira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Chimeneas de dos caras

Para el buen funcionamiento de la chimenea, es fundamental que el tiro esté construido correctamente. Más aún, si la boca es más amplia de lo normal; como pasa en este modelo asimétrico abierto por un solo lateral. Limpieza y mantenimiento son básicos para la salida de humos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Chimenea de obra

Si vives en una casa unifamiliar, puedes realizar una chimenea de obra. Para ello es necesario realizar un tiro exento en la pared y una embocadura de cemento. En estos casos es mejor que no pretendas integrarla; al contrario, destcala dejando a la vista el material original.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Encastrada en pladur

Con el diseño y la obra adecuados, modernizar la chimenea es sencillo. Las casas de campo se renuevan con distribuciones funcionales y una decoración de diseño en la que no tienen cabida las embocaduras de piedra o ladrillo. La última tendencia es encastrar el hogar en bloques de yeso o Pladur, con predominio de líneas rectas y sin embocadura. Aquí, sobre la chimenea se hizo una hornacina para el televisor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Estilo industrial

En ambientes rústicos las estufas de leña antiguas se adaptan de maravilla. La diferencia con una chimenea es que la estufa es un aparato calefactor que se instala con todas sus paredes vistas y que puede emitir el calor por radiación o por convección natural. Aquí se modernizó con un original tubo de acero inoxidable para la salida de humos; la pared y el suelo de madera se protegieron con unas planchas de hierro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Aprovecha retranqueos

Los retranqueos de la pared son un buen recurso para integrar elementos. En ocasiones ya existen en la estructura de la vivienda, pero otras veces hay que realizarlos mediante una reforma. En este rincón se llevaron a cabo dos huecos rectangulares idénticos; uno acoge la chimenea y el otro, una librería de estantes de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Embrocaduras actuales

En ocasiones, la tradicional embocadura de ladrillo, piedra o mármol se queda anticuada respecto a la decoración. Este tipo de chimeneas son ideales para casas de campo o de estilo rústico, pero en ambientes actuales o de diseño no encajan. Para integrarlas una buena opción es optar por una embocadura de yeso o escayola, de líneas rectas y lo más discreta posible. Pintada en el mismo tono que el resto de la pared, quedará perfectamente integrada. Es importante escoger una pintura anticalórica que soporte las altas temperaturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Con medidas de seguridad

El atractivo del fuego abierto, en ocasiones, se ve empañado por la falta de seguridad. Para evitar accidentes, hay que alejar los materiales inflamables de la chimenea: alfombras, pufs, cestos, etc. Proteger el suelo es otra medida excelente; por ejemplo, se puede revestir la zona más cercana al fuego con algún tipo de piedra, como pizarra, mármol o, incluso, baldosas de cerámica. Aquí se integró en un panel de madera realizado por Prodema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas