Lámparas para iluminar todas las estancias de la casa

Cada habitación de la casa requiere un tipo de iluminación, según el ambiente que desees crear. De pie, de sobremesa o de techo, elige el mejor modelo.

image
1 de 12
En el salón una lámpara de pie y regulable

El salón requiere lámparas consistentes, de altura regulable, y cuya luz, difusa y directa, se pueda intensificar si así lo necesitamos. De pie, tipo arco, es el modelo Twiggy de Foscarini, de venta en Años Luz, caracterizada por su flexibilidad y ligereza. Gracias a un sistema de contrapesos en la pantalla, siempre está a la altura precisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Luces para crear un ambiente intimista

Las charlas nocturnas con amigos en el sofá del salón requieren de una luz central baja, que proporcione un ambiente íntimo y acogedor. Esta lámpara colgante con maxi pantalla es el modelo GT7, de Santa & Cole. El resto de la estancia queda en manos de modelos de pie orientables, que iluminen lecturas o la mesa de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Lámparas en contraste

Las lámparas clásicas armonizan con modelos más modernos. Prueba de ello es este salón que combina sin problemas la elegancia de una araña con la majestuosidad de una lámpara de pie con arco, y el estilo industrial de unas lámparas de techo, que indican la proximidad de la cocina. Araña, de Cottagge Little House. Lámpara de pie, de la firma D'Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Lámparas de apoyo

Además de la iluminación ambiente, la cocina, el cuarto de baño o el pasillo requieren otro apoyo lumínico. Una sencilla lámpara de techo servirá para iluminar un punto concreto: un objeto o una zona específica de trabajo. Este modelo de estructura metálica incluye 3 metros de cable; disponible en blanco y negro, y en tres tamaños (desde 86,90 €). Es de House Doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Lámparas por parejas en el comedor

La mesa del comedor requiere de una iluminación diferente según el uso que se le dé. Para comer elige una lámpara de techo, bien centrada justo encima de la mesa. Si la utilizas para trabajar, opta por un flexo con brazo y pantalla regulable. Lámpara de techo Ottava (32,99 €), con pantalla de vidrio soplado y aluminio. Y flexo Tertial (6,99€). Ambos, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Lámparas sobre el espejo

El cuarto de baño demanda una lámpara situada cerca del espejo, bien en el centro o en los laterales. Así, se logra una luz uniforme y se evitan sombras y destellos tan molestos a la hora de maquillarse o afeitarse. Este globo de pared con tapa de acero niquelado es el modelo Lillholmen, de Ikea (9,99 €).
Seguridad: Recuerda que los enchufes y los sistemas eléctricos deben estar situados, como mínimo, a un metro de la ducha, nunca dentro o encima de la bañera o del plato. Los cables siempre irán sobre el rodapié, ni sueltos ni a ras del suelo. Elige conmutadores antisalpicaduras y antivapor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
En la cocina, lámparas portátiles

Si necesitas iluminar una zona concreta (el fregadero, el office…) una lámpara orientable resulta muy práctica. Como el modelo Basic con gato (92 €), de House Doctor para que lo fijes donde prefieras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Luces para destacar un objeto

Si tienes cuadros, fotos u objetos que quieras resaltar en la pared, puedes optar por un foco o colocar cerca una lámpara suspendida de lamas de madera. Cuando la luz las atraviesa, se consigue un ambiente muy íntimo. Y si aproximas un espejo, aumentarás el efecto. Pod, de Lzf-lamps (desde 600 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Focos para armarios

Ante todo versátil, la iluminación focal permite resaltar un cuadro en la pared o iluminar soluciones de almacenaje para acceder con mayor rapidez a lo que se busca. Además, la luz reflejada en el armario ofrece una agradable iluminación ambiental. Focos Grundtal (19,99 € c/u) en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Lámparas para la mesita de noche

Si no puedes conciliar el sueño sin antes leer unas cuantas páginas de tu libro, inclínate por una lámpara de luz orientable, dispuesta en la mesilla. Un flexo articulado o bien un foco de leds con pinza te facilitarán la lectura y, además, no molestarán a tu pareja cuando decida dormir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Lámparas de noche

Cuando en el dormitorio no hay espacio suficiente para colocar mesillas, te sugerimos estas otras soluciones: una lamparita pequeña de sobremesa en el cabecero o un modelo de techo de reducido tamaño; como éste firmado por Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
En el comedor, lámparas a media altura

Una pantalla redonda concentra el haz luminoso hacia abajo; por eso, este modelo resulta el más adecuado para situar sobre la mesa del comedor. Colócala a media altura, para que la bombilla no deslumbre a los comensales. En esta pantalla, al ser de metacrilato transparente, la luz se cuela de forma tenue por el vano-pasaplatos que da a la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Iluminación