Elige la luz adecuada

Antes de hacer obras es fundamental planificar la distribución de los puntos de luz. Infórmate en esta guía sobre cómo iluminar salón, dormitorios, cocina y baño con las lámparas más apropiadas.

image
1 de 12
En este salón cada punto de luz cumple su función.

Para leer: lámpara de pie en Ideas Luz. Junto a la butaca, luz ambiental con un modelo de mesa en Liberty Luz. Para iluminar la librería, lámpara pequeña en Aldaba y foco en Ideas Luz. En el comedor, modelo de techo en Iluminalia. Sofá ylibrerías, de Camino a Casa. Butacas, de Natuzzi. Mesas-nido, de Ikea. Cortinas, de Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Orientable

Es recomendable colocar una luz puntual sobre el espejo en forma de aplique o foco. Además, si es orientable, permitirá dirigir el haz de luz justo sobre el punto deseado. Foco orientable de venta en Liberty Luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
De techo

Sitúala sobre la mesa del office para lograr una iluminación ambiental. Las que tienen pantalla de cristal, como ésta, emiten un haz de luz blanco y no distorsionan los colores. En E. Lezcano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Plafones

Son adecuados para una iluminación general, pero elígelos de bajo consumo. Plafones Chef de Vibia, en acero inox.: liso en 1,10 x 0,39 x 0,7 m y con retícula, en 83,5 x 0,39 x 07 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Planifica bien la distribución de las luces.

Conviene tener un punto de iluminación general -si es posible que no esté situado sobre la cama-, y otros más tenues en las mesillas y la cómoda. Además, puedes necesitar una luz perimetral, para iluminar una zona concreta, o puntual para realzar un cuadro. Apliques: de pared y para cuadros. Ambos, en Iluminalia. Lámparas: de mesa y de pie en E. Lezcano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Utiliza bombillas de diferente potencia.

La mesa del office debe estar bien iluminada, con bombillas de 100 W que tengan corona de plata para no deslumbrar a los comensales. Las de la zona de trabajo no deben superar los 60 W para evitar reflejos, y en los estantes basta con 20 W. Lámparas de Ikea: Foto en el office; Spann sobre la encimera y Fonolit en las baldas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Coloca puntos de luz de intensidad variada en el baño.

La general, ubicada en el techo, debe ser clara y potente. Además, es importante contar con una luz puntual en el espejo que elimine las sombras de la cara para maquillarse o afeitarse. Halógenos en Ideas Luz. Espejo con aplique en Trentino. Aplique en 75 x 6,5 cm en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Aplique

Según el modelo permiten proyectar la luz hacia el techo, la pared o, como éste, hacia abajo; aplique en E. Lezcano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Luz ambiental

Coloca un par de apliques a ambos lados de la cama. Elige modelos con los brazos articulados que te permitan dirigir la luz. En Iluminalia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Para los cuadros

Ilumínalos de forma puntual, con apliques. Sitúalos a 10 cm por encima del cuadro y utiliza bombillas reflectoras u opacas. Aplique en Ideas Luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Sobremesa

Para lograr una iluminación tenue, busca pantallas blancas o crudas en materiales que difundan la luz, como seda, papel o lino. Lámpara en Iluminalia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
De pie

Si tienes un rincón de lectura, ilumínalo con una lámpara de pie. Para no proyectar sombras, colócala a la izquierda de la butaca, o a la derecha, si eres zurda. Lámpara de pie en Iluminalia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Iluminación