Viste las paredes con pintura

Suele ser la solución más socorrida. El material tiende a ser económico, permite trabajar bajo el eslogan "hazlo tú mismo" y, aunque falte pericia a la hora de manejar la brocha, basta con pintar de nuevo para enmendar los errores.

image
1 de 6
Aclarar estancias

La pintura es un excelente recurso para transformar una habitación oscura en un ambiente luminoso. Gracias al color Waterleaf, esta pared revestida con lamas de madera perdió el aspecto serio que le daba su acabado anterior de nogal y ganó un alegre tono azul agua que ilumina la estancia. Pintura, de Designers Guild, en Usera Usera.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Fuerte contraste

Los colores intensos, como el rojo, logran ambientes con carácter. Su único riesgo es que, al absorber la luz natural, pueden crear una atmósfera oscura. En este caso, el rojo se reservó para el zócalo inferior de la pared y las cortinas. La pintura en tono hueso proporciona la dosis necesaria de luminosidad para que la habitación resulte clara. El escritorio en azul -un color frío- y el cuadro a juego matizan el predominio del rojo, el tono más caliente de la rueda cromática. Pinturas: de pared (70 €/2,5 l) y para muebles (87 €/2,5 l). De Farrow & Ball.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
¿Qué color elijo?

Las firmas de pintura disponen de muestrarios, como este, de Valentine. Pide uno y, ¡descubre mil opciones!
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Un truco a tener en cuenta

Cuando la pintura está húmeda parece más oscura, pero en cuanto se seca, se aclara. Emulsiones mate, de Laura Ashley (43 € el bote de 2,5 l).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Arcilla para la pared

En bioconstrucción cada vez se utilizan más las arcillas para revestir las paredes. Las de la firma Ecoclay absorben el sonido y los olores (desde 9 €/m2 aprox.).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Ilumina espacios

¿Está la luz encendida? En absoluto, pero el poder reflectante tanto de la pintura marfil de las paredes como de la blanca en el techo multiplica la intensa luz natural que entra en el recibidor a través de la puerta. Pinturas, de la firma Farrow & Ball (70 €/2,5 l).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo