Cómo afecta el color de tu habitación en tu estado de ánimo

Ha llegado el momento de repensar (y eliminar) el rojo del dormitorio.

image

¿Por qué elegimos ciertos colores para decorar nuestra casa? ¿Nos basamos en nuestros gustos personales o las tendencias de color para la temporada? ¿Tenemos en cuenta el impacto psicológico y los beneficios específicos que el color de nuestras paredes, muebles y auxiliares nos aporta?

Aquí, Malcolm Walker, director de producto de Furniture Village, comparte sus ideas sobre cómo debemos usar el color en nuestro espacio vital para mejorar nuestro estado de ánimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón en rosa

Curiosamente, el color rosa es el único color primario con su propio apodo (técnicamente rojo pálido), pero los efectos psicológicos son muy diferentes a su inicial significado romántico y apasionado. En un estudio realizado a finales de los años 60 se observó que el rosa afecta al tono muscular, y que al mirar el tono, concretamente el rosa Baker-Miller, después de hacer ejercicio, bajaba la frecuencia cardíaca, el pulso y la respiración, más significativamente que con otros colores.

Sofá en esquina Carrara de Furniture Village.
Foto: Furniture Village

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paredes en rosa

El color es a la vez calmante y estéticamente agradable, por lo que es una gran opción para el salón o dormitorio.

Foto: VALSPAR

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón amarillo

El amarillo se asocia con la felicidad, así que este energizante y vibrante color es ideal para las áreas comunes y para las cocinas. Es un color muy cálido y acogedor por lo que también queda estupendo en los pasillos y zonas de paso, así levanta el estado de ánimo tan pronto como entres en la casa.

Foto: Tim Young

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina en blanco y amarillo

Sin embargo, si se utiliza de forma exclusiva, el amarillo puede ser abrumador y puede hacer el efecto contrario. Para aprovechar al máximo el color amarillo, utilízalo con moderación, como un matiz, con detalles sobre fondo blanco.

Foto: Getty + Hero Images

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor blanco y azul

Al ser el color del cielo y el océano, los efectos naturalmente refrescantes y calmantes del azul funcionan bien para inspirar tranquilidad en dormitorios y cuartos de baño. Los azules más claros y brillantes crean ambientes más relajantes que los tonos más oscuros como el azul marino o navy.

Foto: Woven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escritorio azul

El color también está asociado con la inteligencia y la productividad, y por lo tanto es una buena opción para una oficina en casa.

Foto: Dulux.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor rojo

A diferencia del rosa, el rojo es enérgico y a menudo se asocia con la agresión. Utilizado dentro de casa, sin embargo, funciona particularmente bien en el comedor como un color que estimula el apetito.

Foto: Farrow & Ball

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toques de rojo en el salón

Como es símbolo de la pasión y la energía, es un gran color para los espacios donde uno se entretiene ya que naturalmente anima a la conversación, pero probablemente es demasiado intenso para el dormitorio donde los colores deben transmitir sensación de calma y relajación.

Foto: Rachel Whiting

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio verde

El verde naturalmente transmite salud y bienestar, y es un calmante natural frente al estrés. Este color evoca a la naturaleza y al aire libre, haciéndolo un color calmante y vigorizante a la vez. Este color funciona bien en la mayoría de las habitaciones de la casa, pero especialmente en el dormitorio.

Foto: Apollo Blinds

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paredes en verde

Introduce el verde en el hogar con el uso de plantas y vegetación exuberante, que aumenta aún más la serenidad innata que aporta el color.

Foto: Getty

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo