Decorar paredes

Con un zócalo, además de decorar, podrás ampliar o reducir visualmente las dimensiones de una habitación.

image
1 de 12
Una apuesta que puede parecer arriesgada es combinar un discreto estampado de flores con un zócalo de rayas.

El truco: que sean de la misma gama de color. En este caso el zócalo se empapeló con un modelo de rayas verticales que aumenta visualmente la altura de la habitación. En cuanto al color, se optó un azul en un tono pálido combinado con blanco. Para marcar la separación entre las dos zonas en las que se ha dividido la pared, se utilizó una moldura plana que va pintada en blanco, a tono con los dos papeles. Jarrones, de La Oca. Vaso, de La Nave de Pórtico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Aprovecha más el espacio completando el zócalo con una balda;

es una propuesta decorativa y funcional, de Marta Rafecas. El zócalo se revistió con rafia y se remató con un listón estrecho laqueado en blanco. La balda, colocada más arriba, sirve para colocar libros y otros objetos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Decora el baño con un zócalo de papel vinílico;

es fácil de limpiar. Si eliges el papel en tonos madera y rojizo, como en este caso, el baño será más cálido que si está alicatado. Evita ponerlo en la zona de contacto directo con el agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Con un zócalo de rafia proteges la pared de los roces de los muebles;

también es muy práctica en zonas de tránsito de la casa. La puedes encontrar en color natural o teñida. Rafia, de Lienzo de los Gazules, de 1,20 m de altura. Arriba, papel pintado que imita listones de madera, en VTV. Moldura de madera, de Bricolaje Aiboa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Si combinas dos materiales distintos, utiliza una moldura para marcar la separación entre el zócalo y la pared.

En este caso se eligió papel pintado para el zócalo y pintura en la parte superior.Ambos revestimientos tienen tonos similares y la moldura, ondulada para destacar más, señala su separación. Mesita, de Becara. Silla, de Habitat. Alfombra, de El Filandón del Val.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Con los nuevos tejidos con trama y los papeles pintados con textura conseguirás abrigar la zona de estar.

Tienes muchas opciones: tapicerías, materiales sintéticos que simulan un trenzado -como el Bolon-, el tejido de fibra de vidrio (Texturglas) y papeles texturados.Todos te ayudarán a hacer más cálidos el estar o el rincón de lectura. Aquí el zócalo en verde oscuro y rematado con una moldura plana se combinó con un papel con pequeños motivos sobre fondo crudo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Atrévete a realizar un zócalo falso con pintura decorativa; incluso, puedes simular la moldura.

Las posibilidades de la pintura son infinitas y te ayudarán a crear el efecto que tú quieras. En este dormitorio se aplicó la técnica del estuco en toda la pared, incluso, en el techo, pero se combinaron dos tonos. Para dar más amplitud a la habitación emplea el tono más claro en la parte de arriba, y en el zócalo, uno más oscuro y sufrido. La moldura, con motivos clásicos pintados, actúa como puente entre los dos tonos. Muebles, de Moda en Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Si el zócalo es muy llamativo, combínalo con un tono discreto en el resto de la pared y pinta la moldura igual.

Aquí, la zona inferior se decoró con rayas de diferentes colores y anchuras, y la moldura se tiñó en el mismo verde con el que se pintó la zona superior de la pared. Tela Muxia de KA International, en algodón. Moldura en Bricooria. Pintura plástica mate, de Tkrom, E-10-13 en Pinturas Mavy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Con un papel pintado a rayas verticales se crea la sensación de mayor altura en la habitación;

aquí se suavizó el efecto del papel con un zócalo pintado en color blanco. El encuentro entre el papel pintado y el zócalo se solucionó con una moldura blanca y con relieve.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Diseña un zócalo poco convencional para conseguir una decoración única.

En esta habitación, por ejemplo, la decoradora María Cabanas pintó rayas anchas en dos tonos ayudándose de cinta de pintor, y colocó listones verticales de madera que van separando las rayas y aportan sensación de relieve al conjunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
¿Quieres dar protagonismo a una pared?

Puedes diseñar un zócalo llamativo y pintarlo sólo en una zona determinada de la habitación. Este modelo realizado por María Cabanas, combina cenefas de rombos y rayas verticales. Como es muy llamativo, no conviene cubrir con él todo el perímetro de una estancia; es mejor reservarlo para la zona del cabecero o hacerlo frente a la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Cuando una pared está deteriorada, una buena opción es cubrirla con madera.

Es un material que da calidez y oculta imperfecciones, pero no soluciona problemas más graves, como humedades. Elige listones de diferente ancho y color, e instálalos en vertical y horizontal para dar dinamismo. Listones, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo