Cómo combinar estampados

Cuadros, rayas, flores, lunares... Si te bloqueas a la hora de mezclarlos, echa un vistazo a estos consejos.

image
1 de 11
Consejos de expertos

Lo sabemos: combinar estampados puede ser una labor complicada (y peligrosa, decorativamente hablando). Por eso hemos recogido los trucos de profesionales en las mezclas de distintos patrones. Toma nota...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Paleta de color

Es una de las claves a la hora de tener éxito: "me encanta mezclar estampados que, en principio, parece que no pueden ir juntos, pero que al final crean una armonía muy interesante y con muchas capas", afirma la decoradora Michelle Nussbaumer para One Kings Lane. "Esto se consigue con una paleta pequeña". Por su lado, la estilista Emily Henderson aconseja "no emplear más de tres o cuatro colores".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Tamaño

Emily Henderson aconseja "no juntar dos estampados del mismo tamaño porque competirán entre sí. Es mejor alternar grandes, medianos y pequeños". Su truco: "cierra un poco los ojos y comprueba si notas diferencia entre ellos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Variedad

Desde Ballard Designs nos animan a hacernos con varios tipos de estampados, "floral, paisley, geométricos, rayas... Dentro de la misma gama de colores, claro". Aunque Emily Henderson aconseja no usar más de tres o cinco por estancia y "añadir algunos tejidos lisos, para dejar que descanse el ojo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Equilibrio

"No concentres todos los estampados en un rincón. Llévalos a todas las partes de la estancia", indica Emily Henderson. Para Ballard Designs "el equilibrio en los estampados es importante no solo para los colores, también para los lugares en que se colocan los que tienen más entidad".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Más allá del textil

No solo reserves los estampados para las telas. También puedes emplearlos en el papel pintado o "crearlos con las sombras de una lámpara o con las siluetas de los muebles. Hay muchas formas de incorporar los estampados a tu vida", confiesa Michelle Nussbaumer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Grandes para grandes. Pequeños para pequeños

Desde Tidbits & Twine opinan que "un estampado grande se ve mejor en un objeto de grandes dimensiones, como una pared, una cortina o una alfombra, porque hay más espacio para exponerlo al completo. Los estampados medianos y pequeños es conveniente dejarlos para muebles o toques puntuales (a veces pueden agobiar si se emplean en gran cantidad)".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Sorprende

No te limites a la hora de usar los estampados. "Una habitación tiene cinco paredes, ¿por qué no llenar el techo con un estampado?", invita a hacer Michelle Nussbaumer. "A pequeña escala, un patrón atrevido en el respaldo de una silla puede ser el toque que necesita una habitación para animarse".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Poco a poco

Los tímidos a la hora de usar los estampados pueden empezar por una sola pieza "como un cojín sobre un sofá liso o un cabecero tapizado en una habitación decorada en tonos neutros", anima Michelle Nussbaumer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Ir sobre seguro

Los expertos de Tidbits & Twine nos aconsejan elegir distintos estampados de un solo color en distintos tonos. En la imagen, un ejemplo de un salón con rayas, floral, geométrico e ilustrado en azules, diseñado por Emily Henderson.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Rompe las reglas

Tidbits & Twine nos animan a experimentar y a probar nuevas combinaciones que puedan gustarnos. "A veces, los estampados complementarios se fusionan de una forma orgánica y no planeada".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas