Seis ideas para pintar las paredes

Da más protagonismo a la pared con pinturas y motivos especiales para crear efectos especiales y que la decoración sea más personal.

image
1 de 7
Pintura plástica

Es fácil de aplicar y seca con mayor rapidez que las pinturas con disolvente. Prueba a decorar una pared blanca o de tonos neutros con motivos de varios colores. En este caso se hicieron círculos de tamaños diferentes con la ayuda de una plantilla de cartulina. Pinturas plásticas mate, de Valentine: naranja BO82, verde B179 y rosa B046 en Pinturas Mavy. Cómoda, de Camino a Casa. Jarrones, de Sia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Zócalo de pizarra turquesa

Con un producto especial es muy fácil de hacer y, además de práctico, resulta muy decorativo. Pero si eliges esta opción para el cuarto de los niños, busca una pintura en tonos vivos; la negra tradicional es demasiado oscura. Pintura de pizarra turquesa, de Cuarto Color.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Rayas verticales

En ambientes reducidos, como el comedor, son un recurso muy utilizado para agrandar visualmente el espacio. Combina el mismo color en dos tonalidades diferentes y pinta el rodapié con uno de ellos, para integrarlo en la pared. Esta opción queda genial cuando el mobiliario es blanco, para darle más luminosidad. Mesa, de 1 m de diámetro extensible en 30 cm, en Mis Queridos Muebles Barcelona. Alfombra en 1,40 x 2 m, en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Con plantillas

Para hacer más alegre una habitación infantil, pinta una de las paredes con círculos multicolor con ayuda de una plantilla. Para hacer los círculos normales se usó una pintura plástica, y para los metálicos, una satinada al agua. Pinta el resto de las paredes en liso, para no saturar. Pintura metalizada, de Valentine, en Pinturas Mavy. Cama de hierro, de Cuartocolor. Funda, sábanas y cojines, de Textura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Un zócalo original

Anímate a decorar cualquier pared de tu casa con un sencillo zócalo, como el que te mostramos en la foto. Marca con un lápiz la altura máxima del zócalo y pinta a mano alzada motivos vegetales o lo que más te guste. Eso sí, si no eres muy mañosa, dibuja ramas sencillas o ayúdate de plantillas hechas con cartulinas. Pintura plástica E10-46 de Valentine, en Pinturas Mavy. Silla pintada, en El Globo Muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Integrar la puerta

En esta habitación infantil, decorada por Lola Castejón, de Oliphant, la jamba y la hoja de la puerta se pintaron a rayas horizontales de colores, como una prolongación de las de la pared. Para lograr un ambiente armónico, se eligieron distintos colores, pero con una base común. En este caso, el verde, el calabaza y el naranja comparten en su composición el amarillo. La pintura que se ha usado es de la firma Valentine: A189 Verde Ácido, calabaza A091 Júbilo y naranja A104 Sitges.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Cuadrícula de color

Decora solo una pared, para no recargar la habitación. Para realizar la cuadrícula, marca en la pared rayas verticales y horizontales con un lápiz y ayúdate de una regla. Para no salirte de las líneas, rodea con cinta de pintor cuadrados alternos, y pinta uno sí y otro no. Asegúrate de que la pintura se haya secado antes de seguir. Pintura plástica mate, de Valentine: azul oscuro B029 y claro A030, que se mezclaron para conseguir un azul intermedio, verde B179 y crudo F019 en Pinturas Mavy. Sofá, mesa y alfombra, de Camino a Casa. Jarrón y cojín redondo, de Sia. Cojín a rayas, de Jardiland.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo