La solución: revestimientos

Descubre el valor decorativo que pueden adquirir las paredes con estas propuestas: papeles pintados, zócalos, pintura decorativa... Anímate y renueva el aspecto de tu casa sin sustituir ningún mueble.

image
1 de 9
Papel y pintura

Un papel pintado con insectos puede resultar muy original y divertido en cualquier pared de tu casa. Una recomendación: si el estampado es muy llamativo, combina el papel con un zócalo liso y en un tono claro. Aquí se colocó uno blanco y a media altura delimitado por un listón de madera. Papel pintado de abejas, de Farrow & Ball. Pintura plástica satinada para el zócalo, de Titan. Mesa y lámpara, de Buxo. Silla, de La Vieja Mina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Panel de fibra natural

Protege la pared del roce con un zócalo de rafia. Las fibras naturales dan sensación de calidez y amortiguan el ruido pero pueden resultar monótonas. Aquí se combinó un zócalo de rafia de Nueva Cestería Felipe Mulas con un papel que imita madera de VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Zócalo de cuarterones

¿Quieres que el techo parezca más alto? Haz los cuarterones rectangulares para que visualmente aumenten la altura. Aquí se colocó un tablero que imita haya, en 2,44 x 1,22 m, con cuarterones de piel falsa de Gancedo. Mesa, de La Vieja Mina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Cuadrícula en tonos tostados

Si no quieres dibujos complicados, recurre a las figuras geométricas. Aquí el taller Cutre de Luxe optó por una cuadrícula beis con gruesas líneas divisorias en blanco. Pintura Nevada Plus de Monto. Silla, de Manuel Lamarca y mesa, de Buxo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Estampado de rombos

Atrévete con un estampado de rombos si la estancia es amplia; si no, puede resultar agobiante. Pared pintada a mano por Cutre de Luxe. Pintura de Valentine. Zócalo de Aki. Muebles, de Manuel Lamarca y La Vieja Mina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Zócalo que imita madera

Si te gusta la madera, pero no quieres gastar mucho, apuesta por un papel que imite este acabado. Este modelo lavable de Perelló imita un zócalo de tablones decapados de Baby Blue. Pintura de Titan. Consola, adquirida en el Rastro madrileño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Rayas verticales

¿Cuentas con un pasillo amplio y luminoso? Apuesta por una decoración algo más sofisticada. Por ejemplo, un papel pintado a rayas de varios tonos, de Tislit en Micama y un zócalo de DM con cuarterones en relieve en Aitor Roggero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Pintura en verde agua

En habitaciones de techo abuhardillado es preferible prescindir de zócalos, ya que visualmente reducen la altura de la estancia. Para la pintura puedes optar por cualquier color, siempre que sea claro y luminoso, como estas pinturas de Valentine, en verde y crema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Dos tonos en contraste

Los papeles en tonos subidos conviene combinarlos con carpintería blanca. Utilízalos sólo en la parte superior de la pared y coloca en la inferior un zócalo blanco. Papel de Osborne & Little en Kentya. Zócalo de DM con cuarterones en Aitor Roggero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo