Diez ideas para una buhardilla

Sacar partido a la buhardilla es sinónimo de nuevos metros de vivienda para ese espacio soñado. Conseguirlo con éxito depende de la correcta elección de la ventana, los colores, el mobiliario… ¡Te lo contamos todo con estas ideas!

image
1 de 10
Buhardilla acabada en blanco

La presencia evidente de vigas de madera, tanto en paredes como en los techos inclinados, es frecuente en los espacios abuhardillados; aunque puede resultar un poco agobiante si su tono natural es oscuro. Blanquear la madera o pintarla en un acabado muy claro iluminará toda la estancia. Sofá en esquina, de Kibuc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Pura armonía

La estructura de una vivienda y su interiorismo van íntimamente unidos; por eso, se deben tener en cuenta ambos para lograr un ambiente bien decorado. Este salón tan acogedor, por ejemplo, cuenta con un llamativo techo de madera abuhardillado que conviene descargar con un mobiliario en tonos claros y de aspecto ligero. La pared, en blanco, y el enorme ventanal equilibran y armonizan el conjunto con un resultado francamente atractivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Ventanas de tejado

Los vanos en los techos son soluciones perfectas, tanto para aportar ventilación desde el exterior, como para sumar una fuente de luz natural. Esta obra se puede llevar a cabo solo cuando se dispone de potestad sobre el propio tejado, es decir, en una casa unifamiliar, un chalé o un adosado. Quizás la única dificultad sea la apertura y cierre de la ventana si los techos son muy altos; para solventarlo, firmas especializadas como Velux ofrecen diferentes sistemas, manuales a base de barras y manivelas extensibles, y eléctricos, que funcionan mediante un mando a distancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Espacios para soñar

Un techo muy inclinado sobre la zona de descanso puede causar sensación de agobio... o convertirse en un romántico lucernario para ver las estrellas si se instala una claraboya. Incluso, cuando se dispone de mucho espacio, se podría optar por varias ventanas o cristales fijos, según convenga. En Leroy Merlin se pueden encontrar este tipo de ventanas para instalarlas uno mismo, incluso una guía completa y muy detallada para acertar con la elección.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Espacio de almacén

Las buhardillas -con sus vigas de madera a la vista y sus coquetas ventanas de tejado­- desprenden un encanto especial. Aunque, si los techos son bajos en exceso, su distribución se complica. Para estos casos, la mejor propuesta es crear equilibrados espacios de almacén; puede ser un vestidor, una zona de juegos o el perfecto desván. Lo más importante es optar por muebles de capacidad que sean modulares y se puedan apilar respetando la inclinación del techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Medidas de seguridad

Las ventanas de tejado suelen cubrir una extensión considerable, por lo que se recomienda buscar un modelo que ofrezca el mejor aislamiento térmico y acústico posible. Para ello el PVC es excelente; también el doble cristal, tipo Climalit, con capa de aire o de gas en medio que impedirá la entrada de frío y de ruido. En este baño se instaló una ventana de la firma Velux, que cuenta con un cristal de seguridad que, en caso de rotura, no se hace añicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Resaltar las vigas

Si la altura de los techos lo permite, incluso aunque cuenten con cierta inclinación, resaltar la presencia de las vigas puede ser un recurso decorativo excelente. En este salón tan singular se lacaron en un gris verdoso, a tono con el resto de la carpintería y con el pilar central del ambiente. El resultado es acogedor y original a un tiempo por la curiosa mezcla que combina piezas de estilo rústico, con obras de arte vanguardistas y detalles clásicos, como las butacas antiguas con tapicería capitoné, de la firma Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Un espacio bien pensado

En las zonas de paso abuhardilladas -como recibidores, distribuidores o pasillos- hay que tener especial cuidado con las vigas vistas, e idear soluciones que transmitan sensación de desahogo. La opción más sencilla y acertada es la presencia del blanco, tanto en las paredes como en los techos. Aquí, los espacios entre vigas se pintaron en blanco, lo que permite resaltar la presencia de la madera como recurso para crear profundidad y sensación de altura en los techos. El resultado es un entorno agradable y auténtico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Buhardilla engamada

La integración y unificación de todos los elementos estructurales bajo un mismo color -en este caso el blanco- ofrece una potente sensación de unidad. Es una magnífica solución cuando la estructura es irregular, con paredes y techos inclinados. La incorporación de un gran ventanal también blanco, como este de Velux, hará aún más agradable el espacio gracias a la generosa entrada de luz y a las panorámicas que ofrece. Si hablamos de un dormitorio, como en este caso, habrá que dotar a las ventanas de cortinas de oscurecimiento o de persianas integradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ideas para la buhardilla a buen precio

Los retranqueos, pilares, huecos y hornacinas provocadas por el abuhardillado de algunos techos pueden ser más que prácticos y decorativos si añadimos un poco de imaginación. En estos casos los muebles o estantes a medida son los mejores aliados para convertir un hueco en apariencia inservible en una coqueta zona de trabajo o estudio. Incluso una sencilla cortinilla a rayas es una excelente y decorativa forma de ocultar el espacio de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo