Techos peculiares

Un techo bajo o con una inclinación demasiado pronunciada llega a ser un problema. Con los recursos adecuados, el techo se puede convertir en un elemento singular que añada interés a la reforma.

image
1 de 5
Las lamas de madera machihembradadeben tener el tamaño adecuado para que no se comben con el tiempo.

Su instalación, sencilla, no delata la presencia de juntas. Las lamas se colocan sobre vigas, que soportan su peso. Para garantizar un buen aislamiento térmico la cubierta del tejado debe estar compuesta por tejas, tela asfáltica, una capa de mortero y, por último, poliuretano proyectado. En este caso, el arquitecto Javier Claros decidió pintar las lamas de blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Una original solución para facilitar la entrada de luz en una zona abuhardillada.

En la fachada exterior, recta, se abren ventanas convencionales. Y en el interior, parte del techo en pendiente se aligera -salvo las vigas que sostienen la cubierta-para posibilitar el flujo de la luz natural hacia el interior. A la hora de realizar una reforma de estas características es imprescindible consultar con un arquitecto para no causar daños estructurales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
En zonas montañosas, con fuertes nevadas, el tejado debe seguir una inclinación muy acusada para facilitar que la nieve se deslice y que no se deposite sobre la cubierta, hundiéndola.

Esta peculiaridad se traslada al interior de la vivienda, con vigas de cálida madera que casi rozan el suelo y un entrevigado de lamas, también de madera. A pesar de su pendiente, este tipo de techos admite la instalación de ventanas de tejado, tipo Velux, bien selladas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Las vigas de hormigón se convierten en un punto focal en esta interesante solución para ganar altura.

Por motivos estructurales era imposible eliminar los muros que sostienen la cubierta y que se apoyan sobre vigas de hormigón. Sin embargo, se eliminó el falso techo que las ocultaba, lo que permite disfrutar de una sensación de más altura. Las vigas se han decorado con pintura metalizada y, entre ellas, cuelga la original lámpara de suspensión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Cuando en una buhardilla el tejado es muy pronunciado, el techo queda demasiado bajo.

Es importante poner en marcha recursos decorativos que lo alejen ópticamente para evitar una sensación asfixiante. ¿El más utilizado? Pintura blanca. En el caso de techos de madera, también se pueden aplicar tintes claros, barnices mate, pintura a poro abierto o lacas, pero siempre sobre la gama del blanco para crear una ilusión de espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas