Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

¡Ahora me ves! Cerramientos dentro y fuera de casa

Los cerramientos hacen posible que cualquier ambiente parezca más amplio y luminoso. ¿La clave? Una fusión de interior y exterior en un mismo espacio que se prolonga más allá.

DR
1 de 12
¿Y la pared?

En efecto, la pared se ha sustituido por un cerramiento de aluminio lacado en blanco con hojas correderas de cristal. Así, el comedor y la barbacoa del porche parecen una prolongación del salón interior. Para potenciarlo, los perfiles del cerramiento se han colocado frente al pilar principal, como si éste se reflejara en un espejo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Visión panorámica

Cuantos menos perfiles tenga un cerramiento, mayor será la visibilidad del exterior. La idea es enmarcar el paisaje como si de una fotografía king size se tratara. En estos casos es básico que el cerramiento garantice el aislamiento térmico para evitar pérdidas de calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano. ¿Las opciones para lograrlo? Colocar un vidrio doble con cámara de aire entre ellos, incluir un tratamiento bajo emisivo en el vidrio o colocar capas de control solar para que la radiación no recaliente la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Grandes dimensiones

Existen cerramientos capaces de cubrir vanos muy amplios. El sistema de puerta corredera-elevadora PremiDoor 76, de la firma Kömmerling, se puede fabricar hasta en 6,5 x 2,6 m. Con un refuerzo de acero zincado y una mejora del sistema de juntas en el marco, garantiza la unión estanca de los perfiles, un excelente aislamiento térmico y una reducción acústica de hasta 48 dB. Disponible en múltiples colores, incluye la opción PremiDoor Lux, que deja ver mayor superficie de vidrio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Sobre ruedas

En un cerramiento con grandes puertas acristaladas, es importante que el sistema de apertura sea manejable. La nueva corredera Artyal incorpora dos carros de ruedas en la parte inferior del sistema, lo que permite deslizar con suavidad hojas de 3,5 m de altura y de hasta 500 kg de peso. Artyal se puede instalar también en esquinas de 90º, con una perfecta estanqueidad en el ángulo donde se encuentran las hojas. De la firma Technal, ofrece la posibilidad de motorizar las puertas, una opción interesante para personas con movilidad reducida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Con estores y cortinas

Además de posibilitar unas vistas atractivas, un cerramiento facilita la entrada de abundante luz natural. Tanta que, en algunas ocasiones, merece la pena vestir puertas y ventanas para matizar la luminosidad. Las cortinas son un clásico, pero al quedar recogidas en el lateral, reducen ligeramente la visibilidad de la superficie acristalada. Los estores enrollables permiten disfrutar de la totalidad de las vistas cuando se recogen por completo junto al techo. Conviene encargar un estor adaptado a las dimensiones de cada vano para que puertas y ventanas se puedan abrir de forma independiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Diseños con encanto

Los cerramientos no tienen por qué ser siempre rectilíneos. El sistema Softline 82, de Veka, con formas ligeramente redondeadas, se adapta a cualquier estilo arquitectónico. Con estabilidad incluso para elementos de grandes dimensiones, permite un triple acristalamiento. Su técnica de aislamiento con hasta 7 cámaras en el marco y 82 mm de profundidad, unido al sistema de estanqueidad de triple junta, garantizan la protección frente al ruido, el frío, el calor y la humedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Los acabados

Los materiales más utilizados en los cerramientos suelen ser el aluminio y el PVC. En ambos casos, los perfiles exteriores e interiores se pueden terminar de forma independiente, de manera que hacia la calle o la terraza tengan, por ejemplo, un acabado de madera, mientras que hacia el salón ofrezcan un color acorde con el resto de la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Cuando no hay nada que ver

Aunque las vistas sean poco interesantes, como un patio interior, un cerramiento siempre ofrecerá una entrada extra de luz natural. La solución consiste en elegir cristales translúcidos, que oculten lo que hay detrás. Como el paisaje no merece nuestra atención, es el cerramiento el que se convierte en punto focal con un diseño atractivo. Aquí, la interiorista Bárbara Aurell optó por una estructura de suelo a techo con cuarterones de hierro horizontales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
En la cocina

La mayoría de los cerramientos se instalan en el salón, pero también existe una demanda en otras dependencias de la casa. Las cocinas con una pequeña terraza, ganan con esta solución. Cuando la puerta original, habitualmente estrecha y de diseño estándar, se sustituye por una estructura acristalada, el ambiente gana luz natural pero, también, importancia decorativa. El encanto de esta cocina se basa en su intensa luminosidad, en las amplias dimensiones del vano -más propias de un salón- y en la zona de estar al aire libre que espera tras el cristal. Proyecto, de Susana Sigüenza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Dentro de casa

Además de los diseños exteriores, también se pueden realizar cerramientos de puertas adentro. Nacho Olive, de Diseño Interior, planificó esta estructura metálica acabada en negro para aislar el office. Los vidrios transparentes potencian la sensación de profundidad y de continuidad, incluso cuando la puerta corredera se cierra para impedir que aromas y humos salgan fuera de la cocina y se expandan por la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
De tejado

¿Y qué se puede hacer para facilitar la entrada de luz natural cuando la habitación es interior? Si se trata de un ático o de una vivienda unifamiliar, una posibilidad es instalar una ventana en el techo. Los modelos para cubierta plana, de la firma Velux, se accionan tanto con funcionamiento manual como eléctrico. Su diseño más novedoso cuenta con un vidrio templado de 4 mm, rodeado por un marco rígido y revestimiento de aluminio lacado. Al incluir rotura de puente térmico, garantiza una temperatura ambiental confortable

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Luces y sombras

Este cerramiento de forja con cuarterones de cristal rugoso separa la cocina del salón. La opacidad del vidrio permite el paso de la luz natural, pero con la puerta corredera cerrada, desde el salón solo se adivinan sombras. Una vez abierta, el uso del mismo suelo en cocina y salón potencia la unidad de ambos ambientes. Es
una idea del estudio La Casa Sueca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo