Los materiales más adecuados

El suelo tiene que soportar roces y, en algunos casos, manchas de agua y grasa. Si quieres acertar, conoce las características de cada revestimiento.

image
1 de 11
Fibras vegetales

Al dar sensación de calidez, son adecuadas para el dormitorio. De todas, el yute es la más suave, pero resulta delicada. El sisal combina resistencia y suavidad, sin embargo su precio suele ser elevado. El coco destaca por su durabilidad, pero como su nudo es áspero, lo mejor es cubrir con alfombras las zonas próximas a la cama. Moqueta de coco en Kapé Decó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Linóleo

Este suelo de gran resistencia soporta bien en las zonas infantiles. Realizado con aceite de linaza, yute y corcho, conviene encerarlo tras su instalación, y se limpia con una fregona, agua y jabón neutro. Además, con sus originales diseños podrás crear divertidas composiciones. Suelo de linóleo y cenefa en Kapé Decó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Con lámina de alta resistencia

Los laminados soportan las manchas de bolígrafo y rotulador, los arañazos y el impacto de golpes. Laminado de venta en El Filandón del Val. Cojines y osito, de VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Bambú

La caña es resistente y, a diferencia de la madera, no se contrae ni se expande. Su mantenimiento -se limpia con un paño húmedo- lo convierte en un buen candidato para el dormitorio. Moqueta de bambú de venta en Kapé Decó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Las maderas duras

Roble, teca o iroco son adecuadas para zonas con mucho desgaste, como el salón. Tarima flotante de roble de venta en De Tarima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Barro

Ideal para ambientes rústicos, su porosidad lo convierte en un material óptimo para instalar hilo radiante debajo. Aquí se combinó con listones de DM barnizados. Barro, en 30 x 30 cm en Álvaro Guadaño. Butaca, de Casa y Campo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Moqueta

Cálida, suave y mullida a la pisada, no se aplasta con facilidad y es antiestática. Pero cuando la moqueta es de lana 100%, conviene que incorpore un tratamiento antipolillas. Disponible en una gran variedad de colores, combina con ambientes actuales. Moqueta de lana en Kapé Decó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Vinílicos

Son suelos realizados con un material plástico y flexible a base de PVC. En el baño tienen la ventaja de que son antideslizantes e impermeables. Se pueden encontrar en acabados que logran un ambiente acogedor y, a la vez, muy práctico. Keplan de la firma KP en El Filandón del Val.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Laminados

Si te gusta la madera para la cocina, opta por este material. Al ser ignífugo, resulta más seguro que la madera maciza, y puede incorporar tratamientos antihumedad. Laminado en El Filandón del Val.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Gres porcelánico

Por sus cualidades, este material se está convirtiendo en uno de los más utilizados en el cuarto de baño. Su capacidad para resistir y prevenir la humedad evita el desarrollo de gérmenes y hongos. Además, soporta la limpieza diaria con productos químicos agresivos, como lejía. Gres porcelánico que imita mármol; en 30 x 45 cm en Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Pizarra

A diferencia del mármol o la piedra caliza, la pizarra es impermeable, de ahí que sea aconsejable para zonas húmedas, como la cocina. Los acabados más lisos tienden a ser resbaladizos cuando se mojan, sin embargo, los de superficie irregular son antideslizantes. Losetas de pizarra, en 40 x 40 cm en Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo