Diez ideas para combinar cortinas y estores

Si aplicáramos el término maridaje a la decoración, lo emplearíamos para designar a la pareja que forman cortinas y estores. Combinar ambos es una tendencia de última moda adaptable a ambientes de todos los estilos.

image
1 de 10
Una combinación atractiva

es la que aparece en este salón, proyectado por Massino Decoración: las suntuosas cortinas con muletón y forro que arrastran por el suelo añaden prestancia al estor tipo screen, sobrio y moderno. De Massino Decoración: estor y cortinas confeccionadas con una tela de Pedroso & Osorio; y chaise-longue realizada a medida con una tela de Chivasso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
En este caso,

los pliegues de las suntuosas cortinas de seda  roban protagonismo a los estores, confeccionados con un delicado lino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Con una barra

Es el sistema más habitual para colgar las cortinas; pero cuando las ventanas se visten también con un estor, la barra se debe anclar al techo. De lo contrario, habría que fijar el estor a una altura más baja para que los soportes de la barra no lo atravesaran, con lo que las guías del estor quedarían a la vista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Cuando el ambiente está decorado en tonos neutros,

unas caídas de color a ambos lados de los estores rompen la monotonía cromática. Sobre estas líneas, cortinas y estores confeccionados con lino de color crudo y teja. Sofás, mesa y lámpara, de Artespaña. A la derecha, cortinero de Pladur diseñado por el estudio de Luis Puerta para Casa Decor Madrid 2007.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Cortinero hecho con placas de yeso

Los sistemas de sujección de estores y cortinas se pueden ocultar con un cortinero liso, de obra. Una solución muy utilizada en ambientes actuales consiste en prolongar el cortinero alrededor del perímetro del techo. Así, queda integrado dentro de una moldura de líneas rectas, y se crea un juego de diferentes alturas que añade interés al techo. Además, en la moldura se pueden empotrar halógenos para iluminar detalles que se convertirán en puntos focales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
En este dormitorio,

la interiorista Cristina Gamiz vistió el ventanal con estores y caídas confeccionadas por Margarita Ventura con una tela de Gastón y Daniela. Cama y mesilla, de Poliform. A la derecha, detalle de la propuesta de Luis Puerta para Casa Decor Madrid 2007. El visillo se enriquece con una cenefa confeccionada con lino Atlanta y con la tela Terciopelo Victoria, de poliéster, ambos, de KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Una apuesta segura

¿No te atreves con las tendencias más arriesgadas? La pareja formada por estores tipo pachetto y caídas a tono nunca falla. Se trata de una combinación poco marcada que no condiciona la decoración, y por ello resulta correcta tanto con piezas singulares como con muebles menos atrevidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Reivindica la transparencia

La concepción actual de los estores va más allá de la simple barrera que protege nuestra intimidad. Los tejidos hacen gala de una transparencia que permite disfrutar de una sensación de profundidad hasta ahora impensable con las lonetas opacas. Ambiente decorado por Et in Arcadia Ego-Arquitectura y Diseño para Casa Decor Madrid 2007. Butaca, de Becara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Estor Silhouette, de Gradulux.

Está fomado por lamas regulables entre dos capas de tejido transparente: con las lamas abiertas, la luz se filtra, y cuando se cierran, la privacidad es óptima. En 2,30 x 2 m (en El Corte Inglés).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Moldura de escayola

Es la versión más utilizada para camuflar guías de estores y barras de cortinas. A diferencia de la moldura lisa de Pladur, la escayola se adapta a la forma de la ventana y, aunque también se prolonga a lo largo del techo, ocupa menos volumen visual y resulta poco llamativa, lo que puede ser una ventaja en casas con techos bajos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas