Paredes de ladrillo visto, todo lo que tienes que saber

Si te gustan las paredes de ladrillo visto aprovecha una buena reforma para dejarlos al aire. Y descubre otras opciones como el papel pintado con efecto de ladrillo.

salón moderno con pared de ladrillo
Hearst

Los materiales de construcción como el ladrillo pueden cumplir una función estética. Dependiendo de la manera en que se presente en los interiores así será la combinación que se haga, de ahí la aportación decorativa de las propias estructuras. Por eso, queremos mostrarte las cualidades de las paredes de ladrillo visto.

¿Estilo industrial o rústico? Según se trabajen los recursos mobiliarios y los colores así será el estilo de los interiores. De todas formas, debemos valorar la idea de que utilizar otros medios. Un claro ejemplo puede ser el papel pintado, el cual puede tener un acabado parecido. Es fácil de colocar y, aparentemente, se refleja una idea muy semejante respecto al material original, ideal si se quieren revestir baños y cocinas.

Ladrillo visto para los interiores

Generalmente, solemos cubrir las paredes con pintura o yeso y ocultar, así, el propio material. Sin embargo, ¿por qué no dejar los materiales a la vista? Está ganando un gran recorrido el ladrillo visto, especialmente en las viviendas modernas y contemporáneas, tal y como se puede encontrar en los pisos de ciudad, en las casas de campo o en un loft industrial.

A su vez, el ladrillo visto tiene una particularidad: refleja cierta informalidad y una manera distinta de conseguir cierta originalidad en la presentación. Al fin y al cabo, existen otras posibilidades que pueden resultar interesantes con el simple hecho de dejar a la vista el material. En este sentido, no debemos olvidarnos del toque rústico que nos recuerda a las casas de los pueblos.

Combinaciones y tipologías

El ladrillo se puede trabajar de diferentes maneras. Una opción es que lo dejemos con su color natural, ya que ofrece calidez y cierta naturalidad. Una casa de ladrillo y madera queda muy bien, lo mismo que con paredes en blanco. Además, no importa el espacio donde utilicemos este material; de hecho, en salones y dormitorios queda muy bien, pero si queremos darle mayor dinamismo a la cocina, puede ser un diseño muy interesante.

Por otro lado, está la posibilidad de aplicar pintura y que queden los ladrillos en blanco. En realidad, es otra forma de transmitir más elegancia y depurar los ambientes. De una forma u otra se consigue una apariencia rústica o un diseño industrial, según nos convenga.

Las siguientes imágenes muestran diferentes ejemplos de viviendas con paredes de ladrillo visto. Esta opción está siendo muy recurrente por los interioristas y, por supuesto, se convierte en una apuesta segura y atrevida que ayuda a embellecer los espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Un frente de ladrillo entre ventanales

Tras la remodelación de la vivienda, se creó una estancia compartida para el salón, el comedor y la cocina abierta. A su vez, se recuperó la pared de ladrillo original de la vivienda. Una idea de Libertad Díaz, diseñadora de interiores.

2 Ladrillo pintado en blanco

En este caso, el ladrillo visto se pinta en color blanco para integrarlo totalmente en el espacio. Se disfruta de la textura y rugosidad del acabado pero con la amplitud y luminosidad que concede el color blanco. en ese frente, solo un espejo y un apliqe luminoso B.

3 Formas de disfrutar del ladrillo visto en casa

Las opciones para disfrutar de una pared de ladrillo visto son muchas. Puede tratarse de una pared de la construcción original, bien porque queda a la vista desde el principio, bien porque en una reforma; eso sí, con el derribo de tabiques, se recupera. Se puede crear también en una internvención nueva, colocar paneles que imitan este acabado y papel pintado.

Aquí se trata de una pared de ladrillo visto en el salón, obra de Daniel Pérez y Felipe Araujo (Egue y Seta).

4 Ladrillo visto en la pared del cabecero

La interiorista Paloma Angulo se atreve con el ladrillo visto en la pared del cabecero, sobre el cabecero de obra.

Hay que tener en cuenta que este tipo de revestimiento debe limpiarse y más en el dormitorio. El problema es que con sus "recovecos" e irregularidades el polvo se acumula fácilmente, por eso conviene limpiar la pared con un plumero y más en el caso del dormitorio cuando la cama se ubica cerca y se respira durante la noche en proximidad al revestiiento. Con esta solución se evita el contacto directo en la zona de la cam y ¿el resultado? un dormitorio juvenil con estilo industrial.

5 Detalle en ladrillo visto en la cocina

El arquitecto y propietario Gabriel Asdrúbal opta por integrar el ladrillo visto en la cocina, concretamente en la parte superior de la pared, a continuación del revestimiento que protege la zona más cerca a la superficie de trabajo.

6 En el comedor

Pared de ladrillo visto en la zona del comedor. Es un proyecto del estudio de interiorismo Egue y Seta. La alianza con la carpintería de los ventanales es perfecta.

7 En cualquier ambiente de la casa: dormitorio infantil

Un revestimiento de ladrillo visto blanqueado también es apropiado para un dormitorio o espacio infantil.

El ladrillo visto se adapta bien a cualquier estilo y con los complementos adecuados es posible crear el ambiente deseado con una pared muy versátil y estilosa.

En esta habitación infantil, el suelo se coloca a ras de suelo. Es una vivienda propiedad de José Luis Hausmann.

8 Ladrillo visto y dintel de madera

Ladrillo visto y dintel de madera. El estudio Ubicca repeta elementos de la arquitectura original del edificio en este proyecto. Tiene personalidad.

9 Un toque de distinción en el salón

Una combinación de revestimientos con encanto: baldosa hidráulica en el suelo y ladrillo visto en la pared. Ésta comparte presencia con otros frentes pintados en blanco. En el salón, con la fuerza de un cuadro XXL en rojo sobre la pared en la que se apoya el sofá.

Un proyecto del estudio de arquitectura Miriam Castells Studio.

10 Paredes de ladrillo en una cocina abierta al salón

Un apartamento con aire industrial, como se ve en las paredes de esta cocina, revestidas en ladrillo visto. En el suelo, madera y baldosa hidráulica. Todo este espasio se abre al salón, de ahí que con más motivo los revestimientos y acabados se cuiden especialmente para que no desentonen con la decoración del estar.

11 En una estancia de techos de altura excepcional

Una pared de ladrillo visto en una estancia de techos muy altos. Trasnmite un sentido más urbanita y bohemio.

En la imagen, suelo, de la firma Quick Step.

12 Ladrillo visto blanqueado en el frente de trabajo de la cocina

La arquitecta e interiorista Christine Leja opta por un revestimiento de pared en ladrillo visto blanqueado para aportar un toque de distinción en la cocina.

13 Ladrillo parece… ¡papel es!

Como os hemos indicado antes, las opciones para incorporar el ladrillo visto en tu casa son variadas y no tienen que responder a una pared de ladrillo real. Los paneles que simulan ladrillo son planchas de poco grosor que se instalan sobre la pared (eso sí, restan algunos centímetros de espacio por su grosos, tengo en cuenta si el frente cuenta con ventanas o marcos de puertas). Y el papel pintado también ofrece las ventanjas estéticas de este acabado pero en una superficie lisa.

En la imagenm un diseño de de Murals Wallpaper.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo