Doce propuestas para vestir las ventanas con visillos y estores

Son dos alternativas a las clásicas cortinas que tamizan la luz sin restar claridad a los ambientes. Además, se pueden confeccionar en una gran variedad de tejidos vaporosos, con aplicaciones bordadas, originales texturas y románticos motivos que los convertirán en protagonistas absolutos.

image
1 de 12
Toques de color

Los bordados de motivos vegetales en color son ideales para ambientes actuales, siempre que su trazo sea fino. Flores, hojas y ramas gruesas recargan la decoración, por lo que son más adecuadas en decoraciones clásicas. Visillo modelo York, de Gastón y Daniela, en poliéster y con 3 m de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Elegante y actual

Si buscas un diseño moderno, pero que vista con elegancia las ventanas, elige una seda decorada con motivos sencillos. La de la foto está salpicada de motivos vegetales que crean sensación de movimiento, en 1,37 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Liviano

La urdimbre de este estor deja a la vista finos hilos de seda que permiten que entre más luz natural. El tejido, muy liviano y vaporoso, es ideal para la confección de estores tipo pachetto o paquete, que se pliegan sin varillas. Tela de seda en tostado y blanco; mide 1,40 m de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Remate ancho

Cuando el visillo es muy ligero o vaporoso, conviene dar más peso al tejido en la parte inferior haciendo un dobladillo ancho. Pero ten cuidado con el diseño de la tela; si es de rayas, como la de la foto, hay que cuidar que el doblez case perfectamente. Lino Nepal de KA International, en 1,60 m de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Sencillo

Si la decoración es actual, elige un estor liso decorado con motivos geométricos salpicados, que no cubran toda la tela. El modelo Dylan de Destiny & Design, mezcla de lino y poliéster y en 2,90 m de ancho, está decorado con círculos concéntricos bordados. Jarrón de venta en Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Todo un clásico

Un tejido vaporoso y un estampado a rayas es una apuesta clásica que se renueva con una atractiva paleta de color. Este visillo está confeccionado con una tela de Gastón y Daniela, en 70% de poliéster y 10% de lino y en 3,20 m de ancho. Alfombra, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Suave contraste

Si te aburren los visillos lisos, pero no quieres un cambio radical, elige motivos sencillos y del mismo color que el fondo. Las aplicaciones de este modelo son de gasa verde claro y, dependiendo de la luz, se ven con mayor o menor intensidad. Tela Soley de Destiny & Design, en poliéster y lino, en 2,80 m. Cojín, de Gancedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Transparencias

Los estores de rayas en dos colores filtran y matizan la luz natural de forma diferente; porque, según el tono de las rayas, la luz entra con más o menos intensidad y crea un juego de transparencias muy decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Pergamino

Las nuevas texturas de los tejidos simulan diferentes materiales; es el caso de este visillo que parece de papel o de pergamino. En realidad es una tela de poliéster de Gancedo, que tiene una apariencia delicada, entramado irregular y aspecto muy natural; es ideal si no se quiere perder luminosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Clásico con textura

Los visillos clásicos con pequeñas flores se confeccionaban sólo en algodón; pero ahora también los encontrarás en tejidos con más textura. La mezcla de algodón con lino da relieve a este visillo y también lo actualiza. Cojín, de Gancedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Tupido

Cuando necesitas más privacidad o si tienes un exceso de luz natural, recurre a tejidos tupidos en tonos más oscuros. Este estor se confeccionó con un lino que combina rayas finas y gruesas en tonos rosas y blanco; la tela tiene 3 metros de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Extralargo

Una tendencia de moda: hacer el visillo más largo de lo necesario para que arrastre un poco. Esta idea se utiliza más con cortinas gruesas en ambientes clásicos, pero también queda bien en decoraciones modernas y con telas más ligeras. Visillo modelo Okura de Habitat, realizado en algodón; mide 1,50 x 2,80 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas