Consejos para reformar una casa antigua

Si vas a renovar una casa antigua y quieres conservar materiales y piezas estructurales, deberás consultar a profesionales y seguir varios procesos.

image
1 de 12
Restaurar una escalera de madera

El paso del tiempo y las pisadas continuas deterioran los peldaños de la escalera. Para renovarla, líjala para quitarle el barniz, elimina el polvo con un paño humedecido en alcohol y coloca cintas adhesivas antideslizantes en los extremos de cada escalón, para evitar resbalones. Aplica tapaporos con una brocha y, una vez seco, da dos manos de barniz al agua o pintura especial para parqué, lijando entre mano y mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Conservar elementos

La restauración de molduras originales de escayola en el techo es un trabajo artesano que requiere la aplicación de productos de relleno adecuados, varios procesos y lijados. Es necesaria la valoración y pericia de profesionales, como los de Standal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Recuperar hornacinas

Sobre el cabecero de la cama, en la ducha o en el vestíbulo, aprovecha los huecos de obra como almacenamiento extra. Coloca unos estantes de madera o cristal, unas puertas envejecidas e incorpora un punto de luz para darle mayor protagonismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Comprobar el estado de las vigas

La humedad y la carcoma son los principales enemigos de la madera. Si tienes dudas, consulta a un experto que te asegure el buen estado de las vigas. Según su deterioro habrá que tratarlas, reforzarlas o sustituirlas por otras metálicas. Para embellecerlas, elimina el barniz antiguo lijándolas en dirección a la veta. Límpialas con alcohol y aplica aceite de linaza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Integrar columnas

Si tu casa tiene pilares de madera y no puedes eliminarlos, ¡intégralos! Deja que un profesional valore si necesitan o no tratamiento antitermitas o antihumedad, líjalos y resáltalos con laca de poliuretano blanca, como la utilizada en la imagen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Personalizar vanos

En las casas antiguas se facilitaba el paso de una estancia a otra eludiendo las puertas y resaltando los vanos con originales diseños, como los arcos de medio punto. Si has descubierto uno, consérvalo y enriquécelo enmarcándolo con perfiles. Puedes dejarlo al desnudo o cubrirlo con cortinas recogidas en una abrazadera si deseas tener una mayor privacidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Rehabilitar puertas

¿Te encantan los modelos de madera maciza? Antes, asegúrate de que la tuya no tenga plagas. Luego, decápala y limpia los herrajes metálicos, aunque es muy probable que tengas que sustituirlos por seguridad y para facilitar su apertura. Nutre la madera con aceite de linaza y cera. En www.tasarestaura.com te asesorarán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Mantener la carpintería interior

Los techos altos suelen ir acompañados de impresionantes cerramientos de carpintería interior: lisos, de cuarterones o con cristal son dignos de admiración. Consérvalos como se merecen, limpiando de óxido bisagras, manillas y  fijaciones de herrajes de falleba, si llevan. La madera, líjala y actualízala en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Reforzar paredes

Resulta fundamental comprobar la solidez y las posibles fisuras de una pared de ladrillo visto o de piedra. La mayor importancia reside en el mortero empleado para las juntas. Los de cal garantizan mejor aislamiento, tanto del ruido como de la humedad. Si necesitas recomponer algunas piezas antiguas, en Ladrillos Puente son expertos artesanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Recuperar ornamentos

Barandillas, radiadores o detalles decorativos de hierro en ventanas son recuperables si los limpias con un estropajo de acero y les das un acabado protector antióxido. ¡Quedarán como nuevos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Proteger contraventanas

Antiguamente las ventanas iban reforzadas en interior y exterior con contraventanas. Para mantenerlas intactas, desmonta las hojas, límpialas con una lija especial para madera y metal y retira el polvo con un trapo húmedo. Pinta los herrajes con esmalte anticorrosivo y la madera, con barniz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Abrillantar suelos

Manchas de humedad, falta de brillo, porosidad o desniveles son los principales problemas que presentan los suelos hidráulicos con el paso del tiempo. Para recuperar sus colores originales, valorar el estado de las juntas y protegerlo necesitas la ayuda de un profesional. En tu mano está mantenerlo como nuevo aplicando aceites y ceras que lo dejen brillante y pulido. En Mosaista diseñan, reproducen y restauran este tipo de suelos, pieza a pieza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo