Claves para una decoración costera

Crea un ambiente que evoque las idílicas residencias costeras. Te damos los tips decorativos que puedes aplicar a tu casa para conseguir su estilo, su frescura y su look holidays.

El beach es eco-friendly. Peces, anclas, veleros, caracolas y conchas son motivos clásicos para potenciar el estilo playero en cualquier ambiente, pero también hay otras propuestas decorativas, y son eco. Se trata de recuperar y dar un nuevo uso a materiales marineros. Por ejemplo, prueba a colgar el espejo con una cuerda, en color natural o en blanco… ¿Conoces el driftwood? Se traduce como madera a la deriva, pero en decoración es una técnica DIY para utilizar la madera que devuelve el mar y aparece en la orilla. Con cola, barniz y pintura se pueden hacer infinidad de complementos, como percheros, guirnaldas, jarrones, centros de mesa, marcos de fotos y, también, muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillones plegables

La icónica silla Adirondack se asocia al placer de disfrutar de un día al aire libre, con el mar bien
cerca y un cielo azul. En este porche, una pareja de sillones plegables realizados en madera de acacia acapara la atención en un ambiente de estética coastal (195 € c/u). La caseta Rimini (495 €); los cojines Paul y Nautic (desde 15,95 € c/u); y los pareos, completan el look. Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario de pino

El color estrella. El blanco radiante es un must en un ambiente de inspiración costera. En muebles con presencia, como este armario con forma de caseta de playa, solo él irradia tanta luminosidad. Con tejado a dos aguas, puertas de lamas y rejillas, es un armario de pino lacado, en 1,20 x 0,60 x 1,86 m (565 €). Butaca, de la firma House Doctor (199,90 €); cojines (desde 39,90 €) y alfombra, en 1,20 m (41,50 €). Todo, en Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tapicerías de algodón

¿Se siguen llevando las rayas marineras? Sí, pero el nuevo estilo playero va más allá. Arrasan las telas con motivos étnicos y prints geométricos. Con un mix & match de textiles es más fácil crear ambientes con un aire casual, un punto bohemio y hippy chic, como en esta playa donde se improvisó una zona de sombra. De la colección Sommar 2016, de Ikea: tapicerías de algodón en 1,50 m (5,99 €/m) y fundas de cojín (8,99 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillón y puf de ratán

Los muebles de bambú y fibra derrochan la misma naturalidad que una playa salvaje y con su diseño curvado y envolvente invitan al relax. Son un hit deco para aquellos ambientes costeros sin artificios. Bajo una sombrilla de brezo y con una bebida helada, lo mejor es permanecer sentado y olvidarse del reloj y el móvil. De Lene Bjerre: sillón y puf Clara, en ratán (275 y 183,95 €); farol de bambú Astridette y portavelas de cerámica Ocie (desde 71,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escritorio blanco

Inspírate en este ambiente de trabajo decorado en modo beach & holidays. De Maisons du Monde: escritorio Campus (349,90 €) y silla Multipl’s (109,90 €)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero con lamas ensambladas

Para crear esa atmósfera apacible que se percibe en las casas de vacaciones, recurre a una paleta cromática soft y a muebles de madera blanqueada. Logra ese aire costero con algún diseño evocador, que acapare la atención, como el cabecero con lamas ensambladas de este ambiente. Cabecero (169 €); mesa (149 €); funda nórdica, en algodón (19,99 €); lámparas de pared (59,99 € c/u); espejo (109 €) y cesta de fibra (39,99 €). Todo, de La Redoute.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámpara flexo en azul

La sensación de estar a pocos pasos de la playa se consigue con una dosis extra de color azul. Sin duda, es el mejor cómplice del blanco. Juntos forman un tándem tan refrescante como darse un baño en alta mar. Flexo Paterson (39,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dúo blanco y azul

La naturalidad es clave en un estilo costero. Conviene evitar la saturación del espacio, porque demasiados detalles pueden llegar a abrumar y dejar que la luz natural fluya. Para acertar, sí a las pinceladas de color que avivan el dúo blanco-azul, y a los muebles de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas