Gestos que te ayudarán a alquilar o vender tu casa con éxito

El orden, la limpieza o los colores que acentúan el ambiente. Te contamos estas y otras claves para que tu casa dure un suspiro en alquiler.

Una decisión puede estar movida por un gesto tan minúsculo que te sorprenderías. De una fotografía con la persiana subida en una hora concreta a otra hecha con la luz de una bombilla incandescente... hay un mundo. Estos son los gestos que marcan la diferencia entre las casas que se pasan meses en los portales de alquiler a las que duran menos de 24 horas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otra clave para hacer que tu casa entre por los ojos es la forma en la que puedes jugar con los colores y contrastes. Es muy sencillo. Si tu cocina está bañada por un mar de azulejos blancos, incluye algún elemento de color que contraste. ¿El mejor? El negro. No hace falta que sea a través de los revestimientos. El mobiliario puede ser la pincelada que tu casa necesita para ese sí que hará que tu casa se solicite sin parar.

Otra de las cosas fundamentales, es el orden. No, no y no a las fotografías de casas con las camas sin armar (incluso, sin hacer). Con todo por el medio. Con las fotografías de la primera comunión de los sobrinos en el salón.

Piensa en las camas que más te gusta ver en las páginas de las revistas o en nuestras galerías de imágenes e intenta simularla con tus recursos. A veces, unos detalles textiles que contrasten las sábanas o edredones o unos cojines simpáticos colocados de forma desenfadada son suficientes en cuanto al dormitorio se refiere.

Guarda tus objetos personales. Ni fundas de cámara, ni el móvil, ni las llaves... ¡ni el cenicero!

Abre bien la ventana y procura fotografiar tu casa por la mañana, con la luz más clara del día y saca su mejor cara. ¡Éxito asegurado!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar