La guía definitiva para eliminar el pelo de tus mascotas

¿Un gato siberiano en casa? ¿Un persa? ¿Un caniche? ¿O quizás eres de las que tienen un simpático conejito blanco en casa? Si te resulta familiar la batalla ropa negra Vs. pelo blanco, anota estos trucos. Pueden ser la solución definitiva a esas bolas de pelo tan volátiles y desquiciantes. Eso sí, regla nº1: aceptar que cuando hay animales en casa, habrá pelo...

Después de los rodillos y las lavadoras en cadena, las ideas se agotan. Y ahora, ¿qué? Pues tenemos varios trucos que quizás no hayas probado. Diez, para ser exactos. Anota:

1. Las escobas de goma
Pásala como si fuera un cepillo. Este truco está inspirado en los famosos cepillos mágicos para perros y gatos. Algo tendrá de efectivo cuando es de lo más utilizado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

2. El cepillo de terciopelo
Otra alternativa al clásico cepillo antipelusas. Puede utilizarse tanto en seco como en mojado y su felpa aterciopelada ayuda a desenganchar los pelos de las superficies.

3. Bicarbonato sódico
El bicarbonato ayuda a eliminar la electricidad estática que adhiere los pelos blancos a las superficies. ¿Cómo usarlo? Antes de pasar los cepillos, rodillos, esponjas o similar. Deja que actúe unos minutos. Además, absorbe todos los olores.

4. Toallas húmedas
Pasa repetidas veces en sentido descendente. Atrapará los pelos después de haber pasado el rodillo. Es el toque final.

5. Productos limpiadores de cristal
Prueba a pasar el accesorio limpiacristales clásico, en forma de T, humedecido o en seco, por las superficies. Arrastra el pelo y hace que se formen bolas fáciles de retirar.

6. Pulveriza la superficie
Un truco sencillo y eficaz. Estira la superficie, mantenla tirante y pasa la mano humedecida. Dibuja círculos hasta levantar todo el pelo y ve retirando las bolas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar