Cómo vestir tus ventana con estilo

Cortinas, visillos, estores, paneles japoneses... Te contamos todo lo que puedes hacer por tus ventanas para que estén perfectas.

Son muchos los recursos que tenemos para vestir las ventanas con el poder de cambiar radicalmente su estilo.

Además, cumplen funciones muy importantes: graduar la entrada de luz natural, proporcionar intimidad y contribuir a un mejor aislamiento de las ventanas. Un arma decorativa asequible y fácil de colocar y cambiar, que se ajusta a las necesidades de cada estancia. ¿Sabes cuáles son?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

DESDE ESTORES A CORTINAS
Los estores translúcidos, que cumplen la tradicional función de los visillos y las pesadas cortinas que atajan la luz. Otras como las cortinas extra-largas son otra de las opciones que más nos gustan: visten de arriba a abajo tu pared con gran elegancia.

LOS COMPLEMENTOS
Tan importante es tener unas cortinas que te gusten como que remates la decoración con el accesorio ideal para recogerlas y ornamentarlas, los alzapaños y abrazaderas. Existe una gran variedad de modelos y estilos, más clásicos o más modernos.

DESDE LAS MÁS LLAMATIVAS A LAS MÁS DISCRETAS
Las barras y terminales son el sistema idóneo para todo tipo de cortinas, incluso si son de tejidos densos y pesados.

Los rieles son perfectos cuando hay poco espacio entre ventana y techo. Se pueden ocultar con un bandó de tela.

Por su parte, la doble barra es perfecta para colgar un visillo y una cortina, sin tener que taladrar dos veces el techo.

Puedes acudir a los prácticos portavisillos o barras extensibles que se colocan a presión en el marco de la ventana.

OTROS BUENOS RECURSOS
Venecianas, estores y lamas verticales son recursos muy decorativos por sí mismos, pero tienen una ventaja extra: permiten dosificar la entrada de la luz y la visibilidad con bastante precisión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas