Cómo blanquear ropa... sin cloro

3 tips útiles y naturales para evitar los blanqueadores químicos. 

Después de varios usos, la ropa pierde su tono blanco original pero tranquila, no está todo perdido. Todos los trucos pasan por soluciones con cloro o bicarbonato sódico pero a continuación te presentamos tres formas de hacerlo de forma natural.

Con vinagre blanco
Confía en su poder para quitar las manchas de tu ropa blanca. No es agresivo y puedes aplicarlo previamente al lavado en las zonas afectadas.
¿Cómo? Mézcla entre una taza de vinagre blanco junto a tu detergente natural en polvo y ponlo en la lavadora. Lava normalmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con limón
El jugo del limón es un astringente natural y limpia en profundidad. Así que, ¿por qué no probarlo?

En una cazuela, coloca las rodajas de limón con agua y deja hervir. Aplícalo en la ropa dejándola en remojo alrededor de una hora previamente al lavado habitual.

Puedes mezclarlo en una solución junto a una cucharada de sal y jabón natural. Después, deja secar al sol.

Con leche
Ayuda a cuidar las prendas, sobre todo, el algodón y los tejidos delicados.
¿Cómo usarlo? Deja en remojo la prenda en cuestión durante un par de horas. Enjuaga y lava después normalmente.

+TIP: Evita los blanquadores químicos. Una reacción de cloro y poliéster podrían dejar aún más amarillenta tu ropa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar