Cómo limpiar la cera de una vela de un tarro de cristal

Reutiliza los bonitos tarros de cristal de las velas aprendiendo a limpiarlos de forma rápida y sencilla. Te enseñamos cómo.

¿Quién no ha comprado alguna vez una vela por lo bonito que le resultó a primera vista su recipiente? En su vida útil, resulta un elemento perfecto para incluir en la decoración con un punto extra: el aroma. Cuando esa duración toca su fin, un solitario tarro que en su día brillaba con luz propia, apaga también su belleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y no, tirarlos no es la solución. Recíclalos de forma original limpiado todo rastro de cera de forma rápida y muy sencilla.

Nada de cuchillas. Con ellas sólo conseguirás rayar el vidrio. Ponte unos guantes de látex y bajo un chorro de agua caliente y armada con un estropajo de doble textura y un poco de paciencia, comienza a ablandar la cera que queda de lo que en su día fue una hermosa vela.

Deja que el calor del agua lo ablande y comienza a retirar los restos con la parte áspera. Puedes ayudarte con los dedos. Cuando prácticamente toda la cera esté despegada, limpia con la parte blanda, aún bajo el agua caliente.

Seca con papel absorbente y en un abrir y cerrar de ojos, el recipiente de tu vela estará listo para guardar pequeños materiales, monedas, reciclarlo usándolo a modo de maceta chic o, incluso, como recipiente para una nueva vela casera.

Si no te quedó claro, echa un vistazo a este vídeo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar