El calor, en casa

Todo lo que tienes que saber sobre los aislantes térmicos en tu hogar.

Estas soluciones aplicadas en puertas, juntas y ventanas te harán ahorrar hasta un 40% de energía calorífica. ¡Es hora de ponerse manos a la obra!

EN VENTANAS
Para evitar que el frío salga por las ventanas, si dispones de modelos correderos coloca burletes con flecos. Vienen en formato autoadhesivo y en cuestión de segundos rellenarás las juntas de forma sencilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

RELLENA Y AÍSLA
Las espumas de poliuretano son perfectas para sellar, aislar, rellenar y evitar que el frío se adueñe de la estancia. Además, son fáciles de poner. Puedes cortarlos a medida y pintarlos para que no se noten. Además, son resistentes al fuego.

EN PUERTAS
Los burletes son también la solución ideal para aislar el calor a través de las puertas. En suelos irregulares, utiliza burletes bajo puerta, de cepillo adhesivo.

Si necesitas cubrir huecos, puedes utilizar espumas adhesivas. Cubren hasta 20 mm.

Y para cubrir puertas en suelos lisos, utiliza burletes bajo puerta labio, adhesivos, transparentes y disponibles tanto en goma con en cepillo.

EN EL GARAJE
No te olvides de la puerta del garaje, ¡también entra frío a través de ella! Para ello, utiliza burletes bajo puerta de goma.

TAMBIÉN EN LAS TUBERÍAS
Un gran despilfarro energético se produce a través de las tuberías. Para protegerlas de los cambios climáticos, utiliza coquillas. Ayudan al buen mantenimiento de la calefacción, del agua caliente sanitaria y de la energía solar térmica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar