Cómo introducir el mármol en tu casa

La tendencia más folk y elegante, se cuela en tu hogar. Te contamos cómo elegirlo para decorar con acierto.

Es oficial: el mármol ha vuelto para quedarse una temporada. Ha estado vistiendo nuestras cocinas durante décadas en encimeras y mobiliario y ahora parece que el mármol ha escalado posiciones dentro de casa adquiriendo un nuevo poder.

Desde tablas de cortar a detalles de menaje o papel estampado. Otoño e invierno son las temporadas que mejor acogen la tendencia del mármol y es ahora cuando se hace especialmente indispensable en pequeños accesorios como los juegos de baño. Salta fuera de las encimeras para vestir más allá de la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sofisticado, versátil y delicado, el mármol nos gusta especialmente combinado con tonos neutros como el rosa pálido o el gris cementado. Atrévete a incluirlo en papel estampado en estancias como el salón, combinado con cobre y textiles como el terciopelo.

Un pequeño juego de café en tonos verdes o un juego de accesorios de baño en negros, grises y marengos es otra de las opciones que t proponemos para introducirlo con un toque contemporáneo.

En el baño, los patrones más exóticos como el paisley en tonos 'burgundy' o azules son también grandes aliados a la hora de mezclar con el señorial mármol en blanco perlado y gris. Por ejemplo, en la zona de lavabo.

En la cocina, el mármol viste no sólo encimeras, sino pilas de lavado y frontales de pared. Los límites y horizontes desaparecen. Combinado con la madera de nogal, en tonalidades oscuras y menaje en tonos neutros como el blanco, negro o gris, incluso en tonos pastel como el mint o el rosa, también será puro acierto.

También los ambientes nórdicos inmaculados en blanco aceptan con éxito este majestuoso material en muebles como las mesitas de centro o auxiliares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas