Consejos a la hora de elegir el mejor suelo laminado para tu hogar

Los suelos laminados son una de las mejores opciones para mejorar las casas de una manera económica. Además, son muy fáciles de instalar y su mantenimiento sólo requiere unos cuidados básicos.

Los suelos laminados permiten disfrutar de la calidez de la madera a precios muy asequibles. Están fabricados a partir de materiales derivados de la madera e imitan de forma realista diferentes tipos de madera. Son muy duraderos y se clasifican según la normativa europea atendiendo a criterios de resistencia, tanto al desgaste como al impacto. Su gran ventaja es que para instalarlos no es necesario retirar el antiguo pavimento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, no hace falta acuchillarlos ni barnizarlos y cuentan con un eficiente sistema de sellado que evita que filtre el agua y una capa superior de resina que facilita su limpieza.

La elección del suelo es fundamental para crear ambientes únicos y con personalidad. Por eso, en los últimos años, cada vez se opta más por los suelos laminados como una solución perfecta para renovar la casa y poder disfrutar de la calidez de la madera a precios muy asequibles.

En cuanto al color, los suelos laminados en tonos grises proporcionan luminosidad a las estancias y son muy fáciles de combinar, ya que encajan en cualquier ambiente.

Los suelos laminados en tonos beiges son una opción segura para todo tipo de estilos y dan protagonismo a la madera. Los laminados naturales envuelven el hogar con la calidez de las maderas más clásicas como el roble, el haya o el pino, y son perfectos para crear ambientes confortables, mientras que los laminados rojizo soportan exotismo y calidez.

Los suelos laminados oscuros son ideales para crear contrastes con decoraciones étnicas o ambientes minimalistas y los suelos laminados especiales, que imitan materiales como el metal, la piedra o la cerámica, son capaces de dar un aire diferente a cualquier ambiente.

Los formatos más largos son ideales para espacios diáfanos en los que se unen, por ejemplo, el salón y la cocina. Son muy útiles también para dar sensación de amplitud en cualquier estancia.

Los suelos laminados han conquistado también las cocinas y los baños, gracias a su resistencia. En estos espacios, la combinación de madera y piedra natural logra crear ambientes cálidos y acogedores.

Para espacios modernos una buena elección son los formatos rectangulares que imitan la piedra o el óxido. Otra de las tendencias en auge es el gusto por lo artesanal. Las nuevas tecnologías permiten fabricar suelos con formatos y acabados que recrean aspectos de naturalidad y desgaste y parecen hechos a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas