Cómo organizar el rincón de limpieza

Ideas funcionales y consejos útiles para mantener el orden y la higiene en el lugar destinado a guardar todos tus utensilios y productos de limpieza.

A la hora de organizar tus utensilios de limpieza, es importante tener en cuenta varios detalles. Entre ellos, dónde van a estar ubicados. Si tu casa no dispone de un cuarto especial en el que colocar estos productos y utensilios, el mejor sitio será la cocina. Pero cuidado, esta estancia también requiere de cuidado a la hora de su ubicación, por la higiene, que debe ser máxima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por ello, ordenar cada cosa en un espacio o recipiente adecuado será clave para mantener el orden y la limpieza.

Además, ten en cuenta que todos estos utensilios se utilizan para limpiar, por lo que será inevitable que el polvo o los líquidos se acumulen en esos espacios o estructuras dedicadas a tal fin. Es importante que estas estructuras sean también de fácil limpieza. Por ejemplo, siendo desmontables.

Puedes aprovechar cualquier recoveco para tal fin, por ejemplo, colocando estructuras tras las puertas de debajo del fregadero en las que puedes colocar los botes y sprays. Puedes servirte de cajones con asa para transportar fácilmente todo lo que necesites para limpiar cada rincón y, además, te facilitará tenerlo colocado en el espacio que vayas a dedicar para guardarlo.

Los organizadores correderos que funcionan a través de raíles, la colocación de barras de cortina en el interior de espacios para colgar los spray, bayetas o cepillos de mano, los ganchos para colocar trapos o guantes… todo ello hará más fácil que encontrar un producto que necesitas en un momento determinado, sea cuestión de segundos.

Si por el contrario dispones de un cuarto especial en el que tener centrado todos tus utensilios de limpieza, crea tu propia estructura colocando cajas en forma de cubo o cajas de fruta de madera, unas encima de las otras. En cada una de ellas podrás meter los utensilios para limpiar en cada estancia.

También puedes colocar baldas en la parte superior de la habitación para disponer ahí todos aquellos utensilios y productos que utilizas menos o todo aquello que tienes para reponer, por ejemplo, los rollos extra de papel higiénico o absorbente, los recambios de limpiador, el agua de plancha…

Mantener el orden y la higiene en el lugar destinado a colocar todos tus aperos de limpieza, será clave para una casa impoluta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar