La gran aventura de decorar un mini-apartamento

Embarcarte en este viaje, puede ser una gran experiencia creativa. Pondrás a prueba tu sentido de la organización para hacer que pocos metros cuadrados no sean un problema para una vivienda deliciosa. 

Aprovechar de forma inteligente cada milímetro del espacio, es vital. El sabio manejo de los colores, la luz, la estructura y el mobiliario, hacen el resto. Presta atención a estos trucos prácticos para conseguir de un espacio diminuto, una estancia inteligente y atractiva.

COLORES CLAROS EN TECHOS Y PAREDES
Elimina la sensación de agobio tanto en la parte inferior como superior. Si a esto añades un suelo vinílico claro, que imite la textura de la madera, aumentará la sensación de amplitud, aunque hablemos de 30 metros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

ELIMINAR TABIQUES: ESTANCIAS DIÁFANAS
Las estancias diáfanas, típicas de los apartamentos neoyorquinos, son sabias formas de distribución del espacio. Un par de tabiques que dividan un espacio de 40 metros cuadrados son suficientes para reducir a la mitad el espacio aprovechable. Si separas de forma visual (mediante bonitos biombos decorativos, colocando distintos tipos de suelos vinílicos adhesivos en cada zona, pintando una pared que determine la zona de estar…) mantendrás la misma filosofía de los tabiques… pero con una zona mucho más amplia.

ARMARIOS EMPOTRADOS
Está claro: el mobiliario que forma parte de la propia estructura de la casa (típico de las casas ibicencas), es la mejor opción para lograr la paz visual gracias a la amplitud del espacio. Dentro, podrás colocar cómodas con cajones o pequeños muebles auxiliares para organizar tu ropa y accesorios.

MUEBLES CON DOBLE FUNCIÓN: ALMACENAJE DECORATIVO
Una maleta como mesa de centro en el salón (en la que dentro podrás guardar, por ejemplo, las mantitas del sofá), una escalera para llegar a las zonas más altas (en el caso de tener altillos), que puedes usar como revistero o unas cajas de fruta que puedes utilizar como mesa, al mismo tiempo que de estantería para almacenaje. La cuestión está en explotar al máximo la vida de cada elemento. Cuando se trata de economizar espacio, la mente creativa es la protagonista.

DETALLES EN CONTRASTE
Para aumentar la sensación de amplitud visual, nada mejor que el recurrente blanco inmaculado. Conseguirás mayor luminosidad a la par que armonía. Y para romper un ambiente plano, contrasta con colores vivos en los objetos de decoración: jarrones en rojo chillón, cojines turquesa, sillas de metal pintadas en intensos amarillos…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

PINTA LAS VIGAS
Si tu apartamento tiene al descubierto las vigas de la estructura original y decides pintar el ambiente de blanco, píntalo en su totalidad, sin olvidarte de este elemento tan importante. Un detalle como este aumentará o reducirá la sensación de amplitud del espacio. Cada detalle, cuenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar