Seguro que has oído hablar de descubrimientos maravillosos en mercadillos: obras de arte poco comunes o joyas heredadas que se compraron por unos pocos euros y se vendieron por millones. Pero, ¿qué hay de los objetos básicos de los mercadillos que en realidad son joyas cotidianas, a menudo ocultas a simple vista? No te convertirán en millonario de la noche a la mañana, pero siguen teniendo un valor considerable, lo que los convierte en grandes inversiones, si sabes qué buscar, por eso gana puntos la vajilla vintage de Duralex para coleccionistas.

Hemos preguntado a diseñadores sobre los artículos de menaje, mobiliario y decoración que suelen aparecer en los mercadillos y que pueden valer mucho dinero si están en buen estado. A continuación, 10 artículos que, según los expertos, merecen una segunda mirada cuando se compran de segunda mano, porque estos tesoros ocultos pueden valer mucho dinero.

1 Piezas de arte vagabundo

El Tramp Art es un estilo de arte popular que consiste en crear marcos, cajas y otros objetos decorativos utilizando cualquier madera que se encuentre disponible, a menudo cajas de puros habanos, joyero o cajas labradas. Popular a finales del siglo XIX y principios del XX, el arte vagabundo debe su nombre a la creencia, probablemente errónea, de que muchas de las personas que practicaban este arte eran vagabundos sin hogar.

Caja de madera

Caja de madera

Caja de madera

168 € en Etsy
Crédito: Etsy

Este ornamentado estilo de carpintería consiste en tallar y estratificar meticulosamente madera encontrada u otros objetos utilitarios, como clavos o palitos de helado. A primera vista, algunas de las piezas ornamentadas podrían confundirse con proyectos artísticos escolares. Pero si miramos más de cerca, veremos que estas cajas, marcos y bolsillos de pared están entallados y astillados de forma intrincada. Según Avery Cox, de Avery Cox Design en Austin (Texas), son codiciados iconos del arte outsider cada vez más difíciles de encontrar, lo que significa que, si los ves, deberías hacerte con uno.

A la hora de evaluar las baratijas del Tramp Art, Cox recomienda fijarse en el nivel de complejidad y el tipo de material para determinar si se trata de una valiosa pieza de inversión. El arte vagabundo puede valer fácilmente varios cientos de euros, pero es posible que te encariñes demasiado como para vender los ejemplares que encuentres. Y es que añaden carácter y calidez a un entorno contemporáneo. Como dice Cox: "Nos encanta una caja de Tramp Art en la encimera de la cocina para guardar cosas como té o especias".

2 Cerámica mayólica

La mayólica o fayenza es una vistosa cerámica esmaltada, que se caracteriza por su flora y fauna tridimensionales, es una práctica alfarera centenaria que puede resultar divertida cuando se incorpora al diseño. La mayólica es duradera y resistente, sobre todo el estilo Palissy, presentado en la Gran Exposición de Londres, en 1851, y llamada así por el ceramista francés Bernard Palissy. Hoy en día, las fuentes pueden venderse por entre 1.000 y 6.000 euros la pieza, dice Cox.

El Corte Inglés Plato de postre de cerámica verde Granada El Corte Inglés

Plato de postre de cerámica verde Granada El Corte Inglés

El Corte Inglés Plato de postre de cerámica verde Granada El Corte Inglés

Crédito: El Corte Inglés

La mayólica victoriana obtiene sus colores brillantes de un esmalte de estaño que contiene plomo, por lo que no querrás usarlas para servir. Si tienes la suerte de conseguir algunas de estas piezas eclécticas, cuélgalas en paredes donde no haya mucho espacio, por encima de las puertas o en paredes estrechas. o en un lugar donde puedas crear un grupo. "También quedan muy bien en soportes para platos o mezcladas en una estantería o un aparador", dice Cox.

3 Mantas Pendleton

Amadas desde hace 130 años, las mantas Pendleton son cómodas, clásicos de lana con rayas reconocibles y patrones geométricos, a menudo inspirados en diseños de los nativos americanos. "Cuando compres en mercadillos, busca la icónica etiqueta Pendleton cosida a la manta para identificar las piezas auténticas", dice Karen Nepacena, diseñadora de Destination Eichler.

Pendleton Manta Pendleton

Manta Pendleton

Pendleton Manta Pendleton

Crédito: Amazon

Mientras que las mantas Pendleton nuevas cuestan a partir de 150 € dólares, el precio de venta al público de las mantas Pendleton antiguas rondan los 450 €, y muchas de ellas se venden por unos cientos de euros. Entre los diseños más buscados está la clásica manta Glacier National Park, con cuatro líneas sencillas en verde, rojo, amarillo y negro, explica Nepacena: "Pendleton lleva creando colecciones de mantas en honor de los Parques Nacionales desde principios del siglo XX. Este diseño en particular para el Parque Nacional de los Glaciares fue el primero de su clase, lo que hace aún más especial la búsqueda de una versión vintage. La sencillez del diseño a rayas es atemporal y esta manta encaja perfectamente en cualquier estilo de hogar. Después de limpiarlas en seco, estas mantas vintage son ideales para sofás o para doblarlas por la parte inferior de la cama."

4 Sillón Eames

El icónico sillón con otomana Eames es una inversión segura. Lanzado en 1956 e inspirado en las sillas de club inglesas, el diseño atemporal del sillón evoca la sensación de un guante de béisbol desgastado.

Sillón de cuero negro y madera de roble natural

Sillón de cuero negro y madera de roble natural

Sillón de cuero negro y madera de roble natural

Ahora 77% de descuento
Crédito: Maisons du Monde

Aunque no es probable que lo encuentres a pie de mercadillo, Nepacena advierte que es muy posible que encuentre un estilo similar, como los fabricados por la empresa Plycraft, cuyas piezas de Plycraft alcanzan unos cuantos miles de euros: "Incluso si la tapicería ya no está en buen estado, hay muchos restauradores de muebles que pueden ayudar a devolver la vida a estas piezas".

5 Maceteros de cerámica Gainey

Lo que puede parecer una simple maceta de cerámica puede ser muy cara, sobre todo si la firma Gainey está en la parte inferior, dice Nepacena. La marca de cerámica del sur de California suspendió su fabricación hace una década, tras 60 años en el negocio, pero los maceteros o jardineras artesanales esmaltadas siguen teniendo una gran demanda y pueden venderse a cientos de euros por pieza.

Macetero Gainey

Macetero Gainey

Macetero Gainey

Crédito: Etsy

La experta recomienda utilizarlas "para plantar un grupo de suculentas o para albergar una planta de interior, como una planta de caucho o de serpiente. Quedan muy bien en cualquier espacio, ya sea un apartamento, un balcón o dentro de casa".

6 Fuentes de Pyrex

Desde bandejas retro-kitsch hasta coloridos cuencos para mezclar, las piezas vintage de Pyrex están teniendo un gran momento entre los coleccionistas nostálgicos que buscan la marca que recuerdan de la cocina de la abuela. Aunque una pieza de Pyrex no suele valer mucho por sí solo, porque estas bandejas son grandes aliadas para realizar estas deliciosas recetas al horno, los juegos completos y los diseños más buscados suelen tener un valor elevado.

Pyrex Fuente Pyrex

Fuente Pyrex

Pyrex Fuente Pyrex

Crédito: Leroy Merlin

Por ejemplo, las piezas Pink Daisy y Snowflake, en turquesa, fueron los primeros platos estampados que se lanzaron al mercado utilizando un nuevo proceso de serigrafía, en 1956. Se encuentran entre los motivos más apreciados, y su valor de reventa suele superar los 100 €. "Una vez que empiezas con una pieza, empiezas a reconocer el estampado en otras formas y tamaños y, con el tiempo, puedes coleccionar varias para formar un juego completo", dice Nepacena.

7 Cómodas de pino inglés

Las cómodas del siglo XIX hechas de madera de pino inglés se venden fácilmente por 2.000 €. Pero a menudo se encuentran en el rango de los 500 dólares de personas que no se dan cuenta de lo que tienen, dice Anastasia Casey, fundadora de IDCO Studio and Design Camp.

Cómoda de pino

Cómoda de pino

Cómoda de pino

Crédito: La Redoute Interieurs

Para conocer los detalles de una cómoda, abre el cajón superior y busca el sello del fabricante, dice Casey. Todo lo anterior a 1900, es probable que sea demasiado viejo para ser estampado, pero cuanto más viejo sea un artículo, más valdrá. Si encuentras un cajón atascado, ¡no te preocupes! Casey sugiere frotar aceite de coco o una pastilla de jabón a lo largo del borde del cajón para solucionarlo fácilmente. Si necesitas una para tu dormitorio, revisa nuestra selección de cómodas bonitas, funcionales y baratas.

8 Sillas de comedor nórdicas

Aunque las hay de muchos estilos, el escandinavo se reconoce por su clásico minimalismo y un diseño limpio. Las más difíciles de encontrar son las modernas, en juegos de ocho o más, dice Casey, por lo que son las que más valor tienen.

Silla escandinava

Silla escandinava

Silla escandinava

Crédito: Kenay Home

No hace falta tener una casa escandinava para incorporar estas sillas de estilo nórdico, que son una joya para decorar tu hogar. "Me encantan estas sillas de comedor combinadas con algo más tradicional para conseguir un look por capas", dice.

9 Muebles en mármol travertino

Ejemplos famosos de travertino se encuentran en el Coliseo de Roma o el Getty Center de Los Ángeles. Esta piedra caliza ligeramente picada se forma por depósitos minerales de manantiales naturales, lo que le confiere una bonita gama de coloración, desde marfiles cremosos a rosas melocotón.

AYTM Mesa en travertino

Mesa en travertino

AYTM Mesa en travertino

Crédito: Amazon

En el hogar, lo más probable es ver esta piedra natural en formato de baldosa. Pero las mesas de centro, las consolas, las mesas auxiliares, los pedestales y las mesas de comedor de travertino están de moda en las tiendas vintage y los mercadillos, dice Leah Ashley, estilista de interiores y experta en objetos retro.

Los precios pueden oscilar entre unos pocos miles y decenas de miles de euros, dependiendo del tamaño y la calidad de la pieza, dice Ashley. Y la procedencia también importa, así que tendrá un coste más alto si la pieza procede de Italia, así que pregúntale al vendedor qué sabe sobre sus orígenes.

10 Cerámica en gres

El gres es una de las formas más antiguas de la cerámica. Para crear gres, la arcilla se cuece a temperaturas mucho más altas que para hacer porcelana o loza. El resultado son piezas duraderas y utilitarias, como cuencos, jarras y ollas, que han durado generaciones, dice Ashley. Y cree que pueden durar muchas más: "Me encanta coleccionar piezas de gres y exponerlas en estanterías abiertas en mi cocina".

Cuenco en gres

Cuenco en gres

Cuenco en gres

Crédito: Kenay Home

Muchas piezas de gres son muy coleccionables y están valoradas entre 100 y 100.000 dólares. Por lo general, estas piezas llevan el sello del fabricante, lo que puede ayudarle en una primera búsqueda en Google para averiguar información sobre su autenticidad y valor.

Vía: House Beautiful US
AvatarAvatar Lettermark logo
Brittany Anas
Contributing Writer

Brittany Anas is a former newspaper reporter (The Denver Post, Boulder Daily Camera) turned freelance writer. Before she struck out on her own, she covered just about every beat—from higher education to crime. Now she writes about food, cocktails, travel, and lifestyle topics for Men’s Journal, House Beautiful, Forbes, Simplemost, Shondaland, Livability, Hearst newspapers, TripSavvy and more. In her free time, she coaches basketball, crashes pools, and loves hanging out with her rude-but-adorable Boston Terrier that never got the memo the breed is nicknamed "America’s gentleman."