Plantas sin flor, una buena propuesta para rodearte de verde

Tips para que las de hoja verde luzcan.

plantas de interior en el salón
Estudio Nuevento

Las plantas sin flor arrasan porque son como un pedacito de la selva o la jungla a escala mini. Cuídalas con mimo para que luzcan radiantes.

Claridad en su justa medida

La luz natural es vital para las plantas, ya que les permite procesar los nutrientes que toman del suelo y convertirlos en su alimento. Pero aunque necesitan unas horas de ella al día, conviene no dejarlas expuestas a la incidencia directa de los rayos del sol, que pueden deteriorarlas o quemarlas. Ten en cuenta que la mayoría de las variedades que tenemos en casa, como aves del paraíso, el anturio o la monstera, proceden de bosques tropicales, donde crecen en lugares de semisombra.

Demasiada luz hará que las hojas de tus plantas pierdan el tono verde y se pongan blanquecinas, con los bordes marrones; y si es menos de la que necesitan, se volverán amarillas y se caerán enseguida. Acuérdate de girar las macetas periódicamente en el mismo sentido, especialmente si son plantas voluminosas como la kentya o el ficus, para evitar que se inclinen hacia el haz de luz y crezcan torcidas.

El poto está entre las variedades que más luz necesitan; los cactus prefieren ambientes secos y muy luminosos; y especies como el helecho crecen en interiores en semisombra.

¿Por qué colgar únicamente las plantas de unos soportes en el techo?

Busca fórmulas originales de colocarlas para darles el protagonismo que merecen. Incluso puedes otorgarlas un nuevo valor funcional y utilizarlas para separar ambientes o ganar intimidad. Como en este dormitorio, donde se distribuyeron en las barras del burro para ropa Nikkeby de Ikea.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo